Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

En lo que va del año, los subsidios aumentaron 5,9% a $ 168.073 millones

De ese total, $ 104.886,6 millones se destinaron al sector energético, seguidos por los del Transporte con $ 45.586,6 millones. Así lo detalló la Asociación Argentina de Presupuesto.

En lo que va del año, los subsidios aumentaron 5,9% a $ 168.073 millones

Los subsidios a sectores económicos alcanzaron en los primeros ocho meses del año a 168.073,2 millones de pesos, con una suba interanual del 5,9%, informó hoy la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).

De ese total, 104.886,6 millones se destinaron al sector energético, seguidos por los del Transporte, con 45.586,6 millones de pesos. Mes a mes, la factura de subsidios viene experimentando una suba interanual cada vez mayor, si se tiene en cuenta que hasta julio el incremento era del 3,6 por ciento.

Entre las empresas que mostraron las subas más significativas, se destaca el Correo Argentino, que con 973 millones de pesos más que cuadruplicó los subsidios recibidos en el mismo período del año pasado.

El informe de ASAP muestra que los subsidios para gastos corrientes fueron de 146.324 millones de pesos (7,6 por ciento de suba interanual), en tanto los destinados a gastos de capital alcanzaron a 21.749,2 millones.

“Los subsidios al sector energético, que en los primeros seis meses cayeron un 16 por ciento interanual, crecieron un 27 por ciento en julio y un 17 por ciento en agosto”, señaló la ASAP, en un recorrido que redujo al 4,6 por ciento la caída interanual de este sector.

En cuanto al destino de estos fondos, un 78 por ciento fue asignado a CAMMESA (73.937 millones de pesos, + 14 por ciento), que tiene a su cargo las compensaciones a la generación eléctrica.

Con una incidencia inferior, también se cuentan las asignaciones para ENARSA (8.300 millones de pesos, - 59 por ciento), responsable de la compra de gas importado para el abastecimiento del mercado interno y las derivadas del Programa de Inyección Excedente de Gas Natural (‘Plan Gas‘) con 5.856 millones y una caída interanual del 33 por ciento.

Los subsidios al transporte totalizaron 41.072 millones para gastos corrientes (+ 36 por ciento), destacándose las asignaciones para el transporte automotor ($ 23.046 millones, +41 por ciento), seguidas por las destinadas al transporte ferroviario ($ 14.608 millones, + 39 por ciento) y por último, las del transporte aerocomercial ($ 3.351 millones, un monto prácticamente equivalente al de igual período de 2015).

Las empresas públicas no vinculadas al transporte ni a la energía demandaron transferencias para sus gastos de funcionamiento por 7.989 millones de pesos (+ 104 por ciento), destacándose entre los principales destinatarios las empresas AySA, con 3.800 millones de pesos (+ 94 por ciento), Radio y Televisión Argentina ($ 1.522 millones, + 36 por ciento) y Correo Argentino ($ 973 millones, + 319 por ciento).

Con una incidencia muy inferior, se cuentan los subsidios destinados al sector agroalimentario, que sumaron cerca de 626 millones de pesos, un 49 por ciento menos que en igual período de 2015, al sector rural y forestal ($ 1.552 millones, + 21 por ciento) y los destinados al sector industrial ($ 386 millones, + 192 por ciento).

Más notas de tu interés

Comentarios2
Pablo Garcia
Pablo Garcia 16/09/2016 07:04:28

No entiendo porque la obsecion con los subsidios, esa es casi exactamente la plata que vamos a tener que pagar en el banco central solo en intereses por las LEBACS, los subsidios por lo menos benefician a toda la gente los intereses a unos pocos ricos.

El Naranjo Mecanico
El Naranjo Mecanico 17/09/2016 12:20:56

Ay Pablito, y la inflación a quien favorece?