Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

En linea con Aranguren, las empresas defendieron el tarifazo y compararon los nuevos montos con otros servicios

Las compañías que transportan y distribuyen gas, expusieron por qué consideran necesario que se aumente el precio. Y apuntaron que la rentabilidad negativa paralizó la inversión.

En linea con Aranguren, las empresas defendieron el tarifazo y compararon los nuevos montos con otros servicios

Representantes de las dos transportadoras de gas (del Norte y del Sur) y de las nueve distribuidoras (desde la más grande, Metrogas, con 2,3 millones de clientes, hasta la más chica, Gasnea, con apenas 100 mil), coincidieron en respaldar la política tarifaria propuesta por el gobierno nacional, tras descargar una batería de presentaciones sobre los efectos de una insuficiente actualización y fuertes subas de costos en casi dos decenios.

Los directivos de TGS y TGN detallaron la escasa extensión de sus servicios en lo que va del siglo, en especial luego de que se rompieran los contratos a la salida de la convertibilidad, en 2002.

Precisaron además que los costos se multiplicaron 18 veces, mientras el ajuste tarifario fue de apenas el 100%, lo cual provocó déficits operativos y pérdidas acumulativas que no fueron compensadas por asistencias y subsidios, y sólo se paliaron parcialmente con el cobro de indemnizaciones de clientes del exterior.

Similares argumentos, que afectan la posibilidad de realizar inversiones y ampliar servicios, fueron mencionadas por los representantes de la distribución, como fue el caso de Fernando Damonte, de la asociación del sector, Adigas.

Sin excepciones se mencionó el incumplimiento del Estado en lo que respecta a las actas de renegociación firmadas en los últimos años y se confió en que los resultados de la próxima Revisión Tarifaria Integral, cuyo proceso avanzará en octubre.

Los empresarios -entre ellos José Luis Martínez, de Metrogas, y Jorge Niemes, de Gas Natural Ban- adviertieron además que se dejaron de lado expansiones y renovación de redes, por falta de recursos, mientras la rentabilidad fue negativa salvo excepciones, ligadas a reestructuración de deudas.

Los directivos de Camuzzi Gas Pampeana y Gas del Sur, la Distribuidora de Gas del Centro y Gas Cuyana, Litoral Gas, Gasnor y Gasnea, remarcaron el perjuicio causado a los usuarios sin acceso a redes de gas natural, que deben pagar mucho más por el uso de combustibles alternativos (garrafa, leña, kerosene, etc.).

En particular, se llamó la atención sobre la "saturación del sistema" en localidades donde no es posible incorporar nuevos usuarios por falta de inversiones.

Por último, siempre en defensa del ajuste tarifario, abundaron las comparaciones entre el monto de las facturas que pagarán los consumidores, cuando se aplique en octubre el aumento de tarifas dispuesto por el gobierno, y los valores de los servicios de televisión por cable, internet o telefonía celular.