Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

En la previa de otro Ni Una Menos, buscan convertir en ley la paridad de géneros

Por impulso de una diputada oficialista, legisladoras de varios bloques pedirán que se reúnan las comisiones que deben tratar la media sanción que ya dio el Senado en 2016

En la previa de otro Ni Una Menos, buscan convertir en ley la paridad de géneros

Por impulso de la diputada oficialista Alejandra Martínez (UCR Jujuy), un grupo de legisladoras de la Cámara baja intentará reactivar en los próximos días el debate para lograr la paridad de géneros en las listas para las elecciones legislativas. Las diputadas están juntando firmas para solicitarle formalmente al presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli (PRO), que convoque a un plenario de comisiones para debatir y aprobar la media sanción que votó el Senado el año pasado para llevar el cupo femenino del 30% actual al 50%.

Junto a Martínez trabajan en la movida las diputadas Cristina Álvarez Rodríguez (PJ-Frente para la Victoria), Silvia Lospennato (PRO) y Carla Carrizo (UCR). "El pedido para que se reúna el plenario de comisiones sólo requiere tres firmas, pero buscamos la mayor cantidad de respaldo posible de manera que se entienda de que hay una decisión tomada de avanzar con el tema. Creemos que estamos ante una oportunidad histórica para avanzar con la paridad", explicó Martínez a este diario.

La diputada es presidenta de la comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Cámara baja. Ese cuerpo también debe debatir la media sanción que el Senado aprobó el 19 de octubre último y que Diputados congeló. En ese momento, la Cámara baja debatía la reforma electoral que impulsaba el Gobierno para implementar, entre otras cuestiones, el voto electrónico. Como parte de ese proyecto, y a partir de la iniciativa del mismo grupo de legisladoras que presionaron para incluirla en el proyecto, la paridad de géneros en el armado de las listas se convirtió en uno de los artículos claves de ese texto. Pero esa iniciativa, aprobada en Diputados, cayó en diciembre cuando no logró el respaldo del Senado tras el rechazo de los gobernadores peronistas. Por eso, las diputadas buscarán ahora completar la sanción del proyecto que nació en el Senado.

El objetivo de máxima del grupo es conseguir aprobar el texto en Diputados tal como está, para que se convierta en ley cuanto antes. Sin embargo, la iniciativa tiene resistencias entre varios legisladores, tanto hombres como mujeres, que han expresado en público y en privado su rechazo a elevar al 50% el cupo femenino en las listas. Por ello, las diputadas evalúan un cronograma alternativo, que implicaría introducir algunos cambios al proyecto que ya aprobó el Senado (y devolverlo a esa Cámara) para establecer que la ley entrará en vigencia a partir de 2019. "Lo que queremos es que salga. No queremos ponernos inflexibles", sostuvo Martínez.

El proyecto del Senado propone modificar el artículo que en la actualidad regula el cupo femenino del 30% con el siguiente texto: "Las listas que se presenten deberán tener mujeres en un porcentaje del 50% de las candidaturas de cargos a elegir. Este porcentaje será aplicable a la totalidad de la lista, la que deberá cumplir con el mecanismo de alternancia y secuencialidad entre sexos por binomios. En caso de producirse una vacante en la lista que correspondiera a una mujer, ésta debe ser cubierta por otra candidata mujer. No será oficializada ninguna lista que no cumpla estos requisitos."

La nota dirigida a Tonelli será presentada durante esta semana, en la previa de la tercera marcha del colectivo Ni Una Menos, que como cada año tendrá lugar el 3 de junio en las puertas del Congreso y en los principales espacios públicos de todo el país.