U$D

JUEVES 13/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

En julio, la actividad cayó 2,7% por efecto de la industria y el comercio

En julio, la actividad cayó 2,7% por efecto de la industria y el comercio

La economía cayó un 2,7% interanual en julio, según informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) en el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE). Así, los primeros siete meses de 2018 tuvieron una retracción acumulada de 0,8% en relación al mismo período del año anterior. No obstante, en el arranque del segundo semestre el Producto Bruto Interno (PBI) tuvo una suba de 1,4% en la medición desestacionalizada respecto a junio.

La serie desestacionalizada que sigue el organismo estadístico muestra que en julio de 2018 la actividad quedó igual que en marzo de 2015 y apenas por encima de febrero de 2017, cuando empezó una recuperación económica que llevó a Cambiemos a ganar las últimas elecciones legislativas.

Según Melisa Sala, de la consultora Labour, Capital & Growth (LCG), el ascenso de julio "no se trata de un crecimiento genuino, sino del rebote por el menor impacto del efecto sequía que arrastró al agro en la primera mitad del año. De hecho, con la agudización de la inestabilidad cambiaria de agosto y los coletazos de septiembre, estimamos que el EMAE volverá a mostrar a una fase contractiva en los próximos registros".

De acuerdo a LCG, "en relación con otros períodos recesivos, corridos 6 meses desde el último techo (enero de 2018) el actual retroceso de la actividad viene siendo más severo que en las recesiones de 2002 y 2009. La apuesta será que logre frenarse la tendencia declinante en un plazo más breve que en aquellas ocasiones, pero estos datos de actividad no contemplan los coletazos del salto devaluatorio de fines de agosto y la inestabilidad asociada al mercado de cambios todavía no puede darse por concluida". "Para que se tuerza la trayectoria recesiva serán claves las condiciones detalladas del nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)", agregó Sala.

En cuanto a los datos sectoriales, las actividades del campo (agricultura, ganadería, caza y silvicultura) mostraron una disminución de 10,1% interanual en julio; la industria manufacturera perdió un 5,1%; y el comercio bajó un 6,4%, entre otras. La industria y el comercio son los rubros que mayor incidieron en la caída de la economía durante julio. En cambio, en positivo estuvo la intermediación financiera (7,1%); la actividad inmobiliaria (2,3%); y la construcción (1%), entre otras.

El Centro de Estudios Económicos de la consultora de Orlando Ferreres (OJF) adelantó ayer su Índice General de Actividad (IGA) de agosto, en el que reportó una baja de 1,7% en relación al mismo mes de 2017. La medición desestacionalizada observó un descenso mensual en la actividad de 0,03% con respecto a julio. "Tendremos que esperar hasta entrado el 2019 para ver signos de recuperación más ciertos", pronosticó la consultora "por la excesiva inestabilidad macroeconómica".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés