Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En el último año de Cristina, la inversión extranjera se sostuvo gracias al campo

Resultó ser el principal receptor de los flujos de Inversión Extrajera Directa del año 2015, con ingresos netos por u$s 9.359 millones. Esto fue un 17% superior a los del año 2014 y cerca del 70% del total de los flujos netos recibidos.

En el último año de Cristina, la inversión extranjera se sostuvo gracias al campo

Los flujos netos de Inversión Extranjera Directa (IED) del año 2015 totalizaron u$s 13.283 millones, con una caída de 21% con respecto al registrado el año previo. La reinversión de utilidades fue el componente más importante, alcanzando los u$s 6.184 millones, seguido por los aportes netos que alcanzaron un monto de u$s 4.290 millones y nuevas operaciones de endeudamiento con empresas vinculadas por unos u$s 2.974 millones. Así lo destacó el Banco Central en su último informe difundido hoy.

“La caída registrada en los ingresos netos de IED se originó básicamente por la baja observada en el sector de recursos naturales, parcialmente compensada por los mayores ingresos netos de las empresas de la industria y agro”, destaca el informe.

El resultado mostrado por las empresas de recursos naturales obedeció principalmente al comportamiento de las empresas mineras, sector que mostró un fuerte retroceso durante el año 2015, con flujos de aportes que apenas alcanzaron los u$s 150 millones y prácticamente sin financiamiento por parte de las matrices que, sumado a las pérdidas de las empresas del sector que resultaron en flujos de reinversión negativos en unos u$s 1.600 millones, dio como resultado flujos de IED negativos de unos US$ 1.340 millones.

Por su parte, las empresas del sector petróleo registraron ingresos netos por u$s 400 millones.

En cambio, el sector de la industria y agro resultó ser el principal receptor de los flujos de IED del año 2015, con ingresos netos por u$s 9.359 millones, un 17% superior a los del año 2014 y cerca del 70% del total de los flujos netos recibidos.

“Este incremento estuvo explicado principalmente por los sectores de alimentos, bebidas y tabaco (+u$s 710 millones) y la industria química, caucho y plástico (+u$s 540 millones)”, destacó el Banco Central.

Por su parte, el grupo de empresas de IED dedicadas a la producción de servicios registró ingresos netos por u$s 4.869 millones en el año 2015, casi sin cambios respecto de aquellos registrados el año anterior.

Además, la industria química, caucho y plástico se constituyó como el principal receptor de flujos de IED, con ingresos netos por unos u$s 3.400 millones y un incremento interanual de 19%. Este resultado se dio principalmente por la reinversión de utilidades por u$s 2.000 millones, junto a ingresos netos de aportes por u$s 827 millones y por nuevo endeudamiento con empresas vinculadas por u$s 565 millones.

El sector productor de alimentos, bebidas y tabaco recibió flujos netos por unos u$s 1.350 millones en el año 2015, duplicando los registrados el año anterior, principalmente explicado por una mayor reinversión de las empresas del sector, producto tanto del incremento en las utilidades devengadas por las empresas del sector, como de la menor distribución de las mismas.

A diferencia del año anterior, en el cual se había constituido como el principal receptor de la IED, durante el año 2015 el sector petróleo registró flujos por u$s 396 millones. Este resultado se dio por aportes por unos u$s 970 millones, que cayeron respecto de los u$s 1.650 millones recibidos el año anterior, y deuda con empresas vinculadas por unos u$s 690 millones, parcialmente contrarrestados por reinversión negativa por u$s 1.264 millones (que se dio por las pérdidas devengadas).

Por último, la industria automotriz recibió flujos netos de IED en el año 2015 por unos u$s 1.100 millones, compuestos de aportes de capital por u$s 400 millones (cayendo unos US$ 600 millones desde el año 2014), de reinversión de utilidades por unos u$s 380 millones y de deuda con empresas vinculadas por unos US$ 300 millones.