Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En el primer semestre el petróleo repuntó 31%

En el primer semestre, el barril de petróleo recuperó 31% del terreno perdido. El West Texas Intermediate (WTI), que se negocia en el mercado de Estados Unidos, arrancó el año cotizando u$s 36,76. Al cierre de ayer, si bien perdió un 3% presionado por la reanudación del bombeo en Nigeria y Canadá tras una serie de paralizaciones y terminó en u$s 48,33, los operadores recogieron ganancias al final de lo que resultó el mejor trimestre en siete años. Para el largo plazo, economistas y analistas afirman que los mercados del petróleo estarán equilibrados en gran medida porque los riesgos en países como Venezuela podrían afectar más los suministros.
Los números marcan un arma de doble filo para la Argentina. Por un lado, no favorece al país, que es un importador neto de energía y una suba más pronunciada del crudo terminará encareciendo su factura. En el primer trimestre del año, por los precios más bajos del barril, el Gobierno consiguió gastar un 40% menos en las importaciones, que totalizaron en u$s 643 millones contra u$s 1063 millones del mismo período de 2015.
Pero por otro lado, desde la administración de Mauricio Macri ya anticiparon que si el crudo consigue un valor de estabilidad en torno a los u$s 50 en el mercado internacional, dejarán de subsidiar a la actividad petrolera local con precios superiores a los externos. Este año el Gobierno decidió continuar con el plan de estímulo impulsado por el kirchnerismo en 2015 para pagar a productores un valor más elevado y así sostener a la industria, con fondos que provienen de los aumentos en los precios de los combustibles.