Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

En el arranque del segundo semestre, la inflación de julio se perfila a cerrar en 2,5%

Marca una desaceleración, aunque sigue siendo elevada. Empujaron al alza las prepagas y el esparcimiento. La meta oficial de 25% anual quedó lejos

Uno de los rubros que más subió fue esparcimiento, por las vacaciones de invierno

Uno de los rubros que más subió fue esparcimiento, por las vacaciones de invierno

A 10 días para que termine julio, los analistas concuerdan que el septimo mes del año la inflación sería de en torno a 2,5%, por debajo de junio. Ya sin efecto de las tarifas (excepto la suba en el boleto del subte en Ciudad de Buenos Aires), en el inicio del segundo semestre las subas se morigeran, aunque aún no al ritmo que esperaba el gobierno inicialmente, que tenía la intención de lograr para el año un 25%, porcentaje que se sabe ahora no se logrará.

En junio, para el Indec la inflación fue de 3,1%, por debajo de mayo, cuando en el debut del nuevo IPC alcanzó el 4,2%. El 12 de agosto difundirá por tercera vez este indicador, que los analistas aseguran se ubicará por debajo de 3,1%, más cercano a 2,5%.

Para Elypsis, en la Ciudad de Buenos Aires los precios van a marcar un aumento de 2,5%, aunque a nivel nacional las subas serán menores, de en torno a 2%. "Está habiendo cada vez más diferencias entre el índice a nivel país y el de Capital Federal", sostuvo Gabriel Zelpo, economista de esta consultora.

Además de prepagas y esparcimiento (por las vacaciones de julio), un rubro que traccionó los incrementos fue alimentos y bebidas. "Además del aceite, que ya venía en alza, se suman las carnes, que subieron alrededor de 2,6%", detalló Zelpo. Que este capítulo sea uno de los que más aumente no es una buena noticia, ya que impacta en mayor medida en los sectores de menores ingresos, que destinan buena parte de sus ingresos a comprar alimentos.

Martín Polo, de Analytica, estima que cierre también en 2,5% la inflación de julio y, según insiste, se estaría desacelerando desde junio. El IPC núcleo (que marca la tendencia a largo plaza, excluyendo los precios regulados y los estacionales) se ubicaría en 2,2%, según sus números.
Para Economía y Regiones (EyR) va a situarse en 2,4% en Ciudad de Buenos Aires, con una inflación núcleo de 2,2%. "Se dio una suba de 2% en alimentos y bebidas", detalló Esteban Arrieta, y descartó que aún haya impacto por el tarifazo.

Las prepagas, según autorizó el Ministerio de Salud, subieron un 5% en julio, luego de haber aumentado 15% en junio. Se trata del tercer incremento del año, ya que en febrero también ajustaron al alza un 9%. El subte pasará de $ 4,50 a $ 7,50 desde el miércoles 27 de julio, un 66% de incremento.

Para 2016, ninguna de las estimaciones privadas sitúan a la inflación por debajo del 35%. Para Elypsis, será de 44% para Ciudad de Buenos Aires y de 38% para el total país. Para EyR, será de 42% en Capital Federal. Así, todos concuerdan que la posibilidad de lograr el 25% fijado como meta oficial para este año queda definitivamente atrás, con alzas que terminarán en 2016 más cerca al 40%, para la Ciudad de Buenos Aires, y unos pocos puntos por debajo para todo el país.

De hecho hasta el propio ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, corrió el calendario y dijo que en marzo de 2017 se podría lograr este 25% en la medición interanual. Sin embargo tampoco creen posible que se consiga llegar a ese guarismo para el tercer mes del año próximo, ya que se computará dentro de la estimación la inflación de abril de este año, que según el IPC de la Ciudad de Buenos Aires fue de 6,5% (el Indec aún no había difundido su índice), la más elevada de los últimos 14 años.

El Gobierno había previsto, según sus metas de inflación, que este año iba a finalizar entre 20% y 25%; en 2017 el rango objetivo es de 12%-17%; en 2018, 8%-12%; para llegar en 2019 a un 5%. La posibilidad de que 2016 termine con 25% es nula, ya que tendría que haber deflación en los meses que restan.