Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

En el Gobierno ya hablan de reconocer a China como economía de mercado

por  N.D.

0

A tres meses de que venza el plazo para que la Argentina tenga que decidir si reconoce o no a China como economía de mercado, en el Gobierno ya barajan la forma para dejar satisfecho al país asiático sin desproteger a los industriales argentinos, quienes mostraron especial preocupación por el tema.
El gobierno chino hizo saber a todos los países que si no se lo reconoce, tomará represalias. Y la Argentina no esta en condiciones de sufrir los embates comerciales chinos por lo que este país representa para las finanzas nacionales. El gigante asiático compra gran parte de la producción agrícola local y representaría un gran daño si dejara de hacerlo.
En este contexto, la posición consensuada dentro del Gobierno es declarar a China como economía de mercado y negociar la posibilidad de poder seguir denunciando dumping en los casos en los que fuera necesario. "Está comenzando la negociación, pero los empresarios tienen que quedarse tranquilos de que no quedarán desprotegidos", manifestaron fuentes oficiales.
Según las fuentes, para China es más importante el gesto político de que todos los países la reconozcan que las consecuencias que le puede generar una denuncia por bajos precios. Incluso, admiten en el Gobierno, la Argentina para China no representa un gran mercado. "Si lo pierde, le vende a otro país", aclaró un funcionario, al aclarar que ese país nunca se presentó para defender su posición frente a denuncias de este tipo.
La UIA viene realizando una fuerte gestión con el Gobierno porque consideran que un avance en ese sentido representaría, a corto o largo plazo, daños para la industria nacional.