Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En año electoral, repartirán $ 4000 millones a distritos del peronismo en Buenos Aires

Son poco más de mil obras del Fondo de Infraestructura Municipal que acordó Vidal con los 135 intendentes por $ 8000 millones. La Matanza, la que más recibirá

Fueron 9 días de reuniones. Asistieron los 103 de los 135 intendentes bonaerenses. Se presentaron 1001 proyectos de obras. Y un total de $ 8.300.753. Este es el resumen de los maratónicos encuentros entre la administración de María Eugenia Vidal y los jefes comunales para el reparto del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM). Según los planes, esta semana quedaría todo definido, con los expedientes listos, para que el ministerio de Economía pueda girar el anticipo de $ 2550 millones, un 30% de la torta.
Nacido el año pasado, como moneda de cambio del vidalismo con los intendentes para acuerdos en la Legislatura, el FIM implica obras de pequeña o mediana envergadura (asfaltos, cordones cuneta, refacción de plazas) pero con importante mano de obra, condimentos clave en época electoral. De los mil trabajos proyectados, el 50% corresponde a vialidad. A grandes rasgos, es un revival de lo que fue el Plan Más Cerca de Julio de Vido, pero con un reparto menos discrecional, a partir del Coeficiente Único de Distribución (CUD), basado en una serie de parámetros como la proporción de la población, la capacidad tributaria "per cápita", la superficie del partido, entre otros.
De los poco más de $ 8000 millones, los 55 municipios del FpV-PJ recibirán casi la mitad: $4.089.923 (un promedio de $ 74 millones cada uno). Menos beneficiados fueron los de Cambiemos: a 65 distritos se transferirán $3.608.216.534 (unos $ 55 millones por jefe comunal). Para la decena de distritos del Frente Renovador se destinarán $601.811.926 ($ 60 millones individualmente). Y los cinco controlados por vecinalistas, $198.848.124 (cada uno $ 39 millones).
Como era de esperar por la distribución por el CUD, a diferencia de los $ 29.000 millones del Presupuesto con otra lógica del reparto ya contados por este diario, el ranking es encabezado por la populosa La Matanza, bastión del PJ. El municipio de Verónica Magario recibirá en tiempo de legislativas unos
$ 650.541.496, a razón de $ 367 por cada uno del 1,7 millones de matanceros, según el Censo 2010. En segundo lugar, aparece el Merlo de su colega del Grupo Fénix, Gustavo Menéndez:
$ 307.441.540, o sea un equivalente a $ 581 por habitante.
Con $ 275.593.137 el tercer puesto es para otro Fénix: Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas, con $ 856 por cada habitante. Recién en cuarto lugar aparece la capital provincial, en manos de Cambiemos. El intendente de La Plata, Julio Garro, recibirá $ 241.507.000, apenas $ 302 por platense. Tampoco puede quejarse: en el Presupuesto 2017 figuran 40 obras para su ciudad por un total récord de
$ 3300 millones, unos
$ 5083 por habitante frente a los 16 que verá, en contraposición, cada ciudadano de Avellaneda.
El listado continúa con Lomas de Zamora ($197.530.809), Mar del Plata ($192.383.086), Quilmes ($185.788.017), Almirante Brown ($183.013.159), San Isidro ($182.721.650) y Florencio Varela ($181.123.876). Último, en el fondo de la tabla está Tordillo ($6.127.635).