Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

En abril, el déficit fiscal bajó el 44%, pero creció el pago de los intereses de la deuda

El Gobierno profundizó el congelamiento del gasto de capital (cayó 25% interanual). Y en lo que va del año, transporte, viviendas y aguas y alcantarillado los más afectados

En abril, el déficit fiscal bajó el 44%, pero creció el pago de los intereses de la deuda

En una jugada de ajedrez, el Ministerio de Hacienda decidió adelantar tres días la difusión del resultado fiscal de abril. Y hasta lo hizo antes de que abriera el mercado. El mensaje tenía un claro destinatario: en el día en el que vencían Lebac por $ 617.000 millones, la intención era mostrar a los fondos de inversión la buena letra que se hacía en materia de cuentas públicas. En concreto, que el déficit primario de abril fue de $ 10.342 millones, un 44,6% menos que en igual mes del año pasado.

Entre otros datos que resaltó la cartera que encabeza Nicolás Dujovne, los recursos (incluso al excluir los originados por el blanqueo de 2017 y las rentas transferidas por el Banco Nación) crecieron a un ritmo mayor al de los gastos, "por más de cinco puntos", señala el comunicado.

En abril el pago de intereses de la deuda pública tuvo un incremento de 9,1% interanual, menor al ritmo de crecimiento de los meses previos, por lo que el déficit financiero llegó a de $ 43.459 millones, 11,3% menor que el de abril de 2017.

Los ingresos totales alcanzaron los $ 192.963 millones, una suba de 20,9% anual. Los recursos tributarios, fueron de $ 169.214 millones y se expandieron al 13,6% anual. "Esta suba se explicó en mayor medida por los impuestos ligados a la actividad económica y el empleo, destacándose la performance del IVA (+33,9% anual), Créditos y débitos (+65,8% anual) y aportes y contribuciones a la Seguridad Social (+25,9% anual). En conjunto, estos tres impuestos explicaron más del 80% de la mencionada suba en los recursos totales", explicó Hacienda.

Cuando se pone el foco en los gastos primarios, se desaceleraron principalmente por la baja en los subsidios.

En sí, el total de $ 203.306 millones fue un 14% menor al de abril de 2017.

Desde ACM, Melisa Sala discriminó que el gasto discrecional ajustó incluso en términos nominales, pero el automático creció en términos reales.

En ese sentido, dentro de lo discrecional, en abril se mantuvo el ajuste en subsidios corrientes (una baja de 18% interanual) y se acentuó la baja en el gasto de capital (25% menos). Las transferencias a las provincias subieron 10% interanual, "pero sólo a partir de los mayores giros para financiar el rojo de las cajas previsionales no transferidas", identificó.

Sobre el apartado automático, el gasto social creció 30% interanual con jubilaciones que aumentaron 31% y asignaciones familiares 25%. "Ya representa 60% del gasto primario. El gasto operativo es el único rubro del gasto automático con caída en términos reales: salario 19% interanual, una baja de 5% en términos reales", amplió.

Un informe de Ecolatina señaló que como resultado de los recortes, el peso del gasto en susbsidios económicos y el de gasto de capital pasaron de representar 8% y 10,4% del gasto primario a 5,5% y 6,8%, respectivamente.

En el primer cuatrimestre del año, el déficit primario fue de $ 41.343 millones, un 31,1% por debajo a igual período de 2017. "Esta reducción fue producto de un diferencial entre el crecimiento de los recursos que totalizaron $ 765.002 millones y los gastos primarios que se ubicaron en $ 806.345 millones de cuatro puntos porcentuales", destacaron desde Hacienda.

Un punto relevante es que el pago de intereses sumó en cuatro meses $ 93.600 millones, un 57% mayor en la comparación anual. Con esto, en lo que va del año el resultado fiscal acumula un rojo de casi $ 135.000 millones, que equivale a 1% del PBI, y que es un 12,8% mayor en términos nominales.

"Cabe recordar que el Gobierno Nacional decidió reducir en 0,5 punto porcentual del PBI la meta fiscal de déficit primario de 2018 ubicándola en 2,7% del PBI. En los primeros cuatro meses del año el déficit primario fue de 0,3% del PBI (utilizando el PBI nominal del Presupuesto 2018), la mitad del 0,6% registrado en el primer cuatrimestre de 2017", resaltaron desde Hacienda.