En Luján, el arzobispo Poli pidió "renunciar a todo gesto de violencia"

El cardenal ofició la misa principal de la 43ª peregrinación de la que participó este fin de semana una multitud de fieles.

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, aseguró hoy que "la unidad que se pone de manifiesto" en cada caminata a Luján "es la que queremos para nuestra patria", al oficiar la misa principal de la 43ª peregrinación de la que participó este fin de semana una multitud de fieles que por momentos transitó bajo una intensa lluvia.

"No hay división en la peregrinación: es la unidad que queremos para nuestra patria. Si hay paz todo se puede construir, ¡y qué necesidad tenemos los argentinos de paz!", dijo durante la misa de las 7 de la mañana, según la agencia católica AICA.

A raíz de las condiciones climáticas, Poli presidió la misa concelebrada por los obispos de la región Buenos Aires en la basílica de Luján en lugar de hacerlo en la plaza Belgrano, como estaba previsto.

El arzobispo de Buenos Aires instó a "renunciar a todo gesto de violencia, de discriminación, de intolerancia" y animó a los peregrinos a repetir el lema de la caminata: "Madre, enséñanos a construir la paz".

Además, Poli insistió en pedir a la Virgen esa paz que, afirmó, se necesita "en las familias" y "en nuestros trabajos, en nuestras oficinas, en nuestras escuelas, en nuestras universidades".

"Especialmente, Madre, vos que llevás la bandera argentina, la necesitamos (la paz) en nuestra patria: danos un corazón pacífico y el coraje de vivir en paz", concluyó. Al término de la celebración eucarística, el cardenal Poli bendijo y entronizó en el santuario mariano una imagen del santo Cura Brochero, llevada a Luján por un grupo de jóvenes que participan de un taller de capacitación en la parroquia de la Villa 21 del barrio porteño de Barracas.

Tags relacionados

Más de Economía y Política