Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

En Chile, Michetti se entrevistó con Bachelet y abrió la puerta a la extradición de Apablaza

La titular del Senado viajó para intensificar la agenda bilateral. Dijo que la idea del Gobierno es extraditar al ex guerrillero chileno acusado de matar a un senador de ese país

En otro gesto de diferenciación con el gobierno kirchnerista, Gabriela Michetti abrió ayer la posibilidad de que el ex guerrillero chileno Galvarino Apablaza Guerra, quien vive en Buenos Aires en calidad de refugiado, sea extraditado a su país para que responda ante la justicia por el asesinato de un senador en 1991. Ese fue uno de los temas abordados con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, durante la reunión que ambas mantuvieron en el Palacio de la Moneda, destinada a profundizar las relaciones bilaterales entre ambos países. En su primer viaje como Vicepresidenta de la Nación, Michetti también fue recibida en Santiago por el titular del Senado trasandino, Patricio Walker Prieto, y los jefes de las bancadas de la cámara alta.
Durante la reunión con Bachelet, la Vicepresidenta hizo hincapié en la intención del gobierno argentino de lograr que "Chile y Argentina sean un ejemplo a nivel mundial de buena relación entre países vecinos". Se acordó, por caso, la definición de una agenda concreta así como la creación de una comisión de trabajo bilateral para resolver esos problemas pendientes y se reúna cada tres meses. También se habló sobre la visita del Presidente Mauricio Macri a Chile y de la mandataria Bachelet a la Argentina, viajes que, si bien no tiene fecha oficial, podrían concretarse en el segundo semestre del 2016.
"Lo más trascendente de la reunión es el espíritu con el cual hemos conversado, un espíritu que pretende intensificar y hacer aún más profundas nuestras relaciones bilaterales. Esto quiere decir que una comisión de trabajo bilateral fije cronogramas para resolver cada uno de los temas que tenemos pendientes, como los pasos fronterizos, las cuestiones de integración económica y comercial, de inversiones, los temas que hacen a la problemática de la integración energética, seguridad y lucha contra el narcotráfico, medio ambiente y mujer. Los cancilleres y los ministros de las distintas áreas de los dos países coordinaran el avance de cada uno de los objetivos que nos vayamos proponiendo", indicó Michetti en conferencia de prensa.
Pero el tema que generó más expectativa en los medios trasandinos fue el de la extradición de Apablaza. El ex guerrillero, miembro del disuelto Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) de Chile, está acusado de haber participado en abril en 1991 en el asesinato del senador Jaime Guzmán, considerado el ideólogo de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y fundador del partido ultraderechista Unión Demócrata Independiente (UDI) que apoyó el régimen militar. "La idea es, incluso poder, en caso de que veamos que esto no tiene ninguna inconveniencia en términos jurídicos en la Argentina, llegar a la extradición" de Apablaza, dijo Michetti en declaraciones a la prensa de ese país, reproducidas por la agencia AFP. Luego, en un comunicado destacó que "Argentina tiene vocación de llegar a un entendimiento, incluso contemplando la posibilidad de la extradición, siempre y cuando se den las condiciones legales, y eso le compete a otro poder del Estado".
Ya la semana pasada, la canciller argentina Susana Malcorra se había pronunciado en términos similares tras un encuentro que mantuvo en Buenos Aires con su par trasandino, Heraldo Muñoz, y no había descartado la extradición tras el beneficio que le concedió en 2010 la entonces presidenta Cristina Kirchner. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) respondió el 23 de noviembre pasado a un requerimiento de la Fundación Jaime Guzmán y dio plazo a la Argentina hasta el 23 de febrero para que presente sus observaciones. El pedido surgió luego de que tanto la Corte Suprema chilena como la argentina dieran el visto bueno a la extradición, aunque ésta fue rechazada por el kirchnerismo.