U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

En 2017, la Argentina pasó del superávit a un déficit comercial de u$s 8471 millones

Son datos del Indec. La balanza comercial tuvo números rojos cada uno de los doce meses del año pasado. Desde el Gobierno eligen destacar, entre otros puntos, un “proceso virtuoso” que explica parte del aumento de las importaciones.

En 2017, la Argentina pasó del superávit a un déficit comercial de u$s 8471 millones

Después de registrar un superávit de casi 2000 millones de dólares en 2016, la balanza comercial argentina cerró el año pasado con un déficit de u$s 8471 millones, según los números oficiales del Indec, que muestran para el acumulado de todo 2017 un aumento del 0,9% en los ingresos por exportaciones pero un crecimiento del 19,7% en el valor de las importaciones.

La consultora Ecolatina atribuyó el fenómeno a "tres motivos principales: la recuperación económica, la apertura comercial y el atraso cambiario".

La consultora Radar, en tanto, destaca que el déficit es el mayor de la historia en términos nominales y que además representa el 1,5% del Producto Bruto Interno (PBI), con lo cual incluso frente al PBI es "el más abultado desde 1998 (-1,7%)". Desde Radar ya proyectan para 2018 un déficit aún mayor, en torno a los u$s 11.000 millones. La proyección coincide con los más de u$s 10.000 millones de saldo negativo que anticipa para el comercio exterior la última edición de la encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista, en la que participan más de una decena de consultoras y centros de investigación de primera línea.

Ecolatina apuntó que "el resultado respondió al salto de las importaciones (+16,7% i.a) y a la caída de las exportaciones (-2,4% i.a.)" y que ese proceso, "observado a lo largo de todo el año, estuvo motivado por la apertura comercial y el atraso cambiario". También evaluó que "la recuperación de la actividad doméstica y el persistente estancamiento de la economía global dinamizaron las importaciones e impusieron un freno al avance de las exportaciones".

Entre los varios datos que deja para el análisis el reporte sobre el Intercambio Comercial Argentino (ICA) del Indec, desde el Gobierno destacan el “proceso virtuoso” que explica al menos parte del aumento de las importaciones y ofrecen dos argumentos (uno de precios y otro sectorial) sobre la merma en las exportaciones.

Diciembre

El último mes del año, específicamente, cerró con un rojo de u$s 847 millones, frente al superávit de u$s 33 millones que había registrado la balanza comercial en diciembre de 2016. Las exportaciones alcanzaron los u$s 4515 millones y hubo importaciones por u$s 5362 millones.

El valor total de las ventas al exterior se contrajo un 2,4% interanual porque el aumento del 4% en los precios de las exportaciones moderó el 6% menos en el volumen de lo exportado. La caída se explica exclusivamente por la merma en las ventas al exterior de manufacturas de origen industrial (MOA, -16,9% en valor), ya que en términos interanuales aumentaron 9,1% los ingresos por productos primarios; 7,1% los de manufacturas de origen industrial (MOI), y 3,6% los de combustibles y energía.

En diciembre hubo exportaciones por u$s 4515 millones e importaciones por u$s 5362 millones, con un déficit de u$s 847 millones, frente al superávit de u$s 33 millones del mismo mes de 2016.

El valor total de las importaciones de diciembre representó un salto del 16,7% con respecto al mismo mes del año pasado, lo que explica que el moderado superávit mensual del 2016 se transformara en un déficit de u$s 847 millones. Pese a algunas reducciones en los precios, todos los rubros de importación aumentaron en valor con respecto al último mes de 2016: bienes de capital (+0,2%), intermedios (+19,3%), combustibles y lubricantes (+100,5%), piezas y accesorios para bienes de capital (+14,9%); bienes de consumo (+18,9%), vehículos (+14%) y el resto (+8,7%).

Lo que pasó en el año

El cuadro principal muestra que la balanza comercial cerró con los 12 meses en rojo, con un aumento del 0,6% en el valor de las exportaciones explicado por la suba del 1,4% en los precios y una caída del 0,4% en el volumen y un incremento del 19,7% en el valor de las importaciones, con un aumento del 4,6% en precios y un salto del 14,6% en el volumen.

Variaciones por rubros en la canasta comercial. Fuente: Indec

Rubro por rubro, el año pasado cayó el valor generado por las ventas de productos primarios (-5,6%) y MOA (-3,6%), mientras que aumentó el de las exportaciones de MOI (+11,2%) y combustibles y energía (+18,8% pese a una caída de los precios). En cuanto al incremento de las MOI, Radar advierte que fueron explicadas en un 85% por sólo cuatro productos: pick-ups, aluminio, tubos sin costura y oro.

Entre las importaciones, los saltos más grandes en valor los dieron los vehículos (+40,9%) y el rubro “resto” (+38,9%), pero todos los segmentos mostraron subas de dos dígitos, tanto bienes de consumo (+20,9%) y combustibles y lubricantes (+15,8%) como las relacionas a la inversión: bienes de capital (+23%), intermedios (+15,2%) y piezas y accesorios (+14,3%).

La consultora Abeceb señaló que "una constante a lo largo del año ha sido el fuerte aumento en la importación de vehículos", un fenómeno que "se explica principalmente por la débil actividad económica de Brasil, que volcó hacia la exportación la producción del sector automotriz ante una débil demanda interna, junto con un relajamiento en las normas de importación" de la economía argentina.

Desde Radar apuntan que las importaciones de bienes finales (vehículos y bienes de consumo) representaron en 2017 el 22,8% del total de importaciones, "el nivel más alto desde 2001 y en línea con el promedio de la convertibilidad (22,5%)". Según los números de Ecolatina, en cambio, esa participación del 24,8% es "la más alta desde 1994" y se encuentra tanto "por encima de la media del período 2003-2015 (17,5%)" como del "promedio de la convertibilidad (22,2%)".

Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma, apuntó por su parte en Twitter que "el deterioro de los términos de intercambio" explicó sólo una cuarta parte del total del déficit del año pasado y que "el 'estancamiento' de las cantidades exportadas (por factores propios y ajenos) es por lejos el principal responsable del rojo comercial".

Lo que destaca el Gobierno

En diálogo con El Cronista, Lucio Castro, secretario de Transformación Productiva, destacó algunos puntos que explican, al menos parcialmente, el resultado de la balanza comercial del año pasado.

En cuanto a las importaciones, señalan en particular a la industria automotriz y los productos primarios. Sobre el primer sector, destacan que está en marcha un proceso de “reconfiguración” hacia los utilitarios, que se discontinuaron los autos chicos y, en particular, el impacto del mal año de Brasil; en cuanto al campo, señalan la caída en los precios de los productos primarios y el hecho de que, por el proceso de baja gradual de retenciones, el año calendario de producción agropecuaria se corre a enero de 2018.

En cuanto a las importaciones, hablan de “un proceso virtuoso” que se refeleja en el aumento de las compras de bienes de capital y de reequipamiento tecnológico diferido por el cepo que rigió hasta el cambio de Gobierno.

Más notas de tu interés

Comentarios1
German Jongewaard Vadillo
German Jongewaard Vadillo 23/01/2018 06:12:56

El Ahorro... fue y sera siempre la base del Argentino, ya que el ANSES nunca funciono y ni va a funcionar. Si queres puedo ayudarte a planificarlo... German Jongewaard de Boer Vadillo Asesor Financiero movil: 15-5938-2861