Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Empresarios se muestran a favor de las pasantías pero piden mayor control del Estado

Tanto Funes de Rioja (Copal y UIA) como Méndez (ex UIA) y Sorabilla (Protejer) se mostraron proclives con la intención oficial de reinstalar las pasantías

Empresarios se muestran a favor de las pasantías pero piden mayor control del Estado

Para los empresarios, el regreso de las pasantías serviría para vincular la educación formal con el mundo del trabajo, aunque advirtieron que serían necesarios controles estrictos para no terminar como en la década del ‘90. Así lo sostuvieron al ser consultados sobre la intención oficial de volver a instalar este sistema.

"Estoy convencido de que el vínculo entre educación y empleo en la Argentina es deficiente. Hay que buscar un camino para que los jóvenes se familiaricen con el mundo del trabajo y desarrollen nuevos oficios; el mundo que viene es la tecnología e innovación", sostuvo Daniel Funes de Rioja, presidente de Copal (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios) y vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Por ese motivo, señaló que es necesario encontrar vías para lograr que los jóvenes puedan insertarse en el mundo laboral. Frente a la posibilidad de que se extienda esta forma de contratación sin que los empresarios abonen los aportes patronales y otros impuestos, calificó que los sistema de aprendizajes o pasantías son buenas, "lo que hay que evitar son las distorsiones".

Agregó que "no se puede prohibir las pasantías o ley de aprendizaje porque se va a utilizar mal" y defendió que, aún con una ley de contrato de trabajo, un 35% de la población trabaja fuera del sistema formal, o en negro, como se conoce.

El desempleo en la franja etaria que va hasta los 29 años es más del doble del promedio nacional en el caso de las mujeres, con una desocupación que llega al 20,8%, frente a una tasa general de 8,5%. Para los varones de hasta 29 años también es superior al promedio: llega al 15,3%. No obstante, desde el gremialismo de Pablo Micheli encendieron las luces de alerta ante la posibilidad del regreso de las pasantías como método de incluir a los jóvenes en el mercado laboral (ver nota aparte).

Funes de Rioja reconoció que en los ‘90 hubo problemas con el sistema de pasantías. "No hubo control; se necesita una inspección laboral eficiente", señaló. Y agregó que sería importante poder transmitir a los sindicatos que hay un cambio en el mundo del trabajo.

Por su parte, para Héctor Méndez, ex titular de la UIA y empresario del rubro de los plásticos, "el sistema de pasantías fue bueno, pero se puede mejorar". Según describió, es un mecanismo que "permite ingresar a una práctica con un esfuerzo menor al joven que busca trabajo".

Sin embargo, delimitó a este tipo de esquemas. "Tiene que ser en un período determinado", además de resaltar que tiene que haber control por parte del Estado. "Es sólo un entrenamiento que le permita a la persona trabajar con la visión del empresario, no sólo de los libros", definió. Y agregó que un pasante "no es una fuente de mano de obra: si uno lo capacita, lo será, sino, no, ya que no está en condiciones de serlo".

Sobre posibles abusos reconoció que "siempre puede haber una trampa", pero que "tiene que haber una autoridad; todo depende de la aplicación de la legislación".

También Jorge Sorabilla, presidente de Protejer, se mostró a favor del esquema de pasantías. "Como empresario empleador, todo aquello que facilite el ingreso de gente para que esa evaluada para saber si puede cumplir la función que debe hacer o no, es bienvenido", sostuvo.

Preguntado sobre si implica una mayor flexibilización, se mostró dubitativo. "No sé si hablaría en esos términos. Es tratar de adaptar un poco a la situación económica actual".