Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Empresarios piden cautela, pero creen que las paritarias no bajarán del 30%

Aunque algunos dirigentes se esfuerzan por pedirle moderación a los gremios y esperar hasta abril, preocupan las subas de precios de los últimos dos meses y ahora el tarifazo

Aunque las declaraciones del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, sobre las intenciones de fijar un techo a las negociaciones paritarias sean funcionales a los intereses de las compañías, ningún empresario cree hoy que los aumentos de salarios este año estarán por debajo del 30%; menos aún en un contexto de fuertes aumentos en los alimentos y en las tarifas de servicios públicos.

La mayoría de los convenios colectivos vence entre febrero y abril, pero como ocurre todos los años, la discusión se anticipa ante el inicio de la paritaria docente. En esta oportunidad, los dichos de Triaca impulsaron a varios sindicalistas a fijar posición y anticipar que las demandas podrían llegar hasta el 40%. Frente a este escenario, los empresarios piden responsabilidad en las demandas, aunque admiten –algunos en off the record– que las subas superarán ampliamente el 25% estipulado por el Gobierno como techo.

"Hoy hacer números parece insólito. Nadie puede saber cómo va a estar la inflación en abril, pero creo que la cifra va a estar en torno al 30%, que nunca se da de una sola vez. Por más que el Gobierno diga 25%, se dibujará o no se van a firmar los convenios", disparó el presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega.

Desde la UIA, el vicepresidente y titular de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, insistió con su postura de reclamar racionalidad, aunque otro importante referente de la institución industrial admitió que las de este año "serán las paritarias más difíciles de los últimos tiempos" y consideró que "no se firmará ningún convenio por debajo del 35%".


"El techo es la realidad. Acá no son paritarias por empresa, son grandes negociaciones por actividad que impactan en la pequeña, mediana empresa y en las economías regionales, así que nos vamos a sentar a discutir para resolver el conflicto", sostuvo Funes de Rioja, al tiempo que agregó que "hay que tratar de compensar el impacto inflacionario".


Incertidumbre

Lo que ocurre es que nadie sabe cuánto será verdaderamente la inflación. El Gobierno estima que no superará el 25%, pero existen muchas dudas ante la suba de precios de diciembre y enero y los ajustes de precios relativos atrasados previstos por la actual administración. En la UIA, por ejemplo, los técnicos estuvieron analizando el impacto del reciente aumento de tarifas y fuentes de la entidad admitieron un gran desconcierto, ya que "se sabe cómo arranca el tarifazo pero no dónde termina", señaló un industrial.


"Yo creo que la inflación este año no será menor al 40%", agregó.


Desde la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), también pidieron moderación, ya que existe una fuerte preocupación en torno al empleo y la demora en los pagos de la obra pública. Su presidente, Juan Chediack, cree que "la inflación será menor al 25%", pero como existen muchas dudas y los pedidos de los gremios superan el 35%, la propuesta salarial de la entidad será otorgar una suma fija en torno a los $ 1500 a cuenta de la paritaria, que deberá firmarse en abril. Además, el empresario adelantó que propondrá al gremio desdoblar los aumentos.

"Cualquier número hoy puede ser mucho o poco para el trabajador. Debe desdoblarse. Dar algo a cuenta, en abril hacer una paritaria por cinco o seis meses y luego rever cómo sigue. Entendemos que hoy el Gobierno busca disminuir el déficit en base al crecimiento y en eso tiene mucho que ver la obra pública y privada. Y veo una actitud responsable de la Uocra", enfatizó Chediack.

También Funes de Rioja justificó su postura al recalcar el "es tancamiento de la economía, la pérdida de competitividad y la no creación de empleo".