Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Empresarios argentinos, preocupados por eventual disputa de EE.UU. y China

Los empresarios locales observan con atención la escalada, por ahora verbal, entre EE.UU. y China. Entienden que hay poco espacio para maniobrar y que el país puede quedar expuesto

En el último Coloquio de Idea en Mar del Plata los empresarios no se mostraron preocupados por Trump

En el último Coloquio de Idea en Mar del Plata los empresarios no se mostraron preocupados por Trump

Es la mayor economía del mundo. El principal comprador. El de mayor poder de negociación internacional y poseedor de un valor único en la economía mundial: el dólar.

Y a partir de hoy esa maquinaria inmensa que algunos ensalzan bajo el nombre de "sueño americano" y otros la denostan señalando como "el imperio del consumismo", estará bajo el mando del empresario Donald Trump, un hombre que ha generado más incertidumbre a un mundo que sale del Brexit y busca generar nuevos acuerdos trasnacionales.

Las grandes empresas multinacionales empezaron sintiendo lo que parece ser una personalidad ríspida para negociar. Las automotrices y las amenazas del nuevo presidente de los Estados Unidos son un claro ejemplo de esto.

Hace unos días se realizó el salón del Automóvil de Detroit, ciudad emblemática para la industria estadounidense.

Por esos días, y mientras General Motors decidía reinstalar una inversión que estaba destinada para México, en los EE.UU., Carlos Zarlenga, presidente de GM para el Mercosur afirmaba a El Cronista que "es muy temprano para poder decir algo, hay que esperar, pero como dijo Mary Barra, CEO de GM, en esta industria las decisiones son a largo plazo y lo que sucederá en los próximos años ya fue proyectado".

Ford también aprovechó el Salón para opinar y se mostró en la misma línea, por lo menos los ejecutivos argentinos quienes aseguraron que "no habrá cambios en los proyectos de la compañía en latinoamérica porque están basados en criterios de negocios a largo plazo".

Pero no todos los empresarios se muestran en la misma línea de expectativa positiva. La presencia de Trump genera mucha incertidumbre y un ejemplo de esto se ve en empresas como Aeroméxico. "Algunas empresas están en situación de espera y estamos siendo más cautelosos en nuestra planificación, el crecimiento será más lento de lo que anticipamos", dijo a Reuters Ricardo Baker, presidente financiero de la aerolínea

Los empresarios argentinos prefieren el silencio y la cautela porque empiezan a vislumbrar nubarrones en el horizonte.

La pelea que empieza a escalar entre los países centrales "antiglobalización" que tienen su ícono en el Brexit y en Trump por un lado, y de la vereda de enfrente la posición "globlazadora" que hoy encuentra en China y su discurso en el Foro de Davos la mayor novedad.

Frente a esto, los empresarios locales se preguntan cuál es el margen para operar. Si estás con los EE.UU., China te puede dejar de comprar soja y derivados y cortar el financiamiento de las obras de infraestructura.
"Muchos hablan del efecto Trump pero eso ya pasó, los mercados financieros están descontando medidas y eso se pudo observar con la venta masiva de bonos. Pero en el caso de la economía real lo que estamos observando con detenimiento es cómo va a ser la relación entre dos potencias como China y los EE.UU que hasta hace poco cooperaban y hoy perece lo contrario", explicó una fuente industrial a El Cronista.

"El riesgo más grande es de qué lado queda la Argentina parada. Si hay lugar para la histórica tercera posición teniendo en cuenta las relaciones comerciales con unos y otros", agregó la misma fuente.

Aseguran que en la Unión Industrial Argentina (UIA) se ríen por lo bajo respecto a esto y aseguran que la "ancha avenida del medio hoy se está pareciendo a un páramo desolado".

Lo mismo sucede con México, donde varios sectores argentinos pugnan por abrir ese mercado pero ya se preguntan dónde quedarán parados en el caso de que las relaciones entre el país azteca y la administración Trump escale.