Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Empresarios alertan que ley antidespidos impulsará litigios y cierre de pymes

La comisión de Industria de Diputados, que preside el industrial José Ignacio de Mendiguren, convocó a más de 200 empresarios a discutir sobre el proyecto

El titular de la Comisión de Industria de Diputados, José Ignacio de Mendiguren

El titular de la Comisión de Industria de Diputados, José Ignacio de Mendiguren

Los proyectos de ley impulsados por las centrales sindicales en el Congreso, que proponen la aplicación de la doble indemnización como mecanismo para evitar despidos en el sector público y privado y que tuvieron dictamen favorable ayer en la Comisión de Legislación Laboral de ambas cámaras, fue ampliamente rechazado por el arco empresario, especialmente pymes, por considerarlo un desaliento a la inversión y a la generación de nuevos empleos.

Más de 200 pequeños y medianos empresarios participaron de un encuentro organizado por el titular de la Comisión de Industria de Diputados, José Ignacio de Mendiguren, para discutir sobre la iniciativa y dejar de manifiesto su posición en contra. El anfitrión, también miembro del comité ejecutivo de la UIA, señaló que "la solución es adoptar una perspectiva propositiva y no de castigos", ya que la "prioridad es preservar los puestos de trabajo con incentivos y herramientas que no sean parches".

La mayoría de las cámaras que nuclea pymes transmitió su fuerte inquietud mediante comunicados de prensa y esperan una nueva convocatoria de Mendiguren con los representantes de los gremios industriales. El principal temor de los empresarios es que este proyecto impulse aún más la industria del juicio y deban tener que pagar doble indemnización por trabajadores que se consideren despedidos. Además, muchas empresas se encuentran en una situación límite, por lo que un proyecto de estas características limitaría hasta fin de año cualquier intento de despedir personal.

La Cámara Argentina de Comercio (CAC) manifestó que "si bien los problemas económicos generalmente se proyectan con consecuencias negativas en materia de empleo, no serán precisamente las inoportunas medidas de prohibición de despidos las que contribuirán a solucionar las dificultades, sino que, por el contrario, agravarán las mismas".

La entidad que dirige Carlos de la Vega agregó que aún cuando se reactive firmemente la economía, si se prohibe al empleador despedir personal, difícilmente se vea alentado a incorporar trabajadores. Además –agregó el comunicado– "los índices de litigiosidad y conflictividad seguramente se elevarán sensiblemente".

También expuso su opinión al respecto la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), al plantear que implementar la doble indemnización "crearía niveles de conflictividad alarmantes para las pymes" y "muchas cerrarían". La cámara recordó las complicaciones que están atravesando las pequeñas y medianas empresas, con costos de financiamiento altísimo, ajuste brusco de tarifas y alta presión fiscal.

Las grandes en contra

Desde la Asociación Empresaria Argentina (AEA), su director ejecutivo, Jaime Campos, también se opuso a las iniciativas por considerarlas que "no ayudarán a que haya más inversiones, justamente en un momento en que se prevé un relanzamiento de la economía".

Los industriales de la provincia de Buenos Aires, hoy divididos en dos grupos, también estuvieron presentes en el encuentro. Por un lado, asistieron miembros de la UIPBA, que dirige Pablo Reale, y por el otro participaron los integrantes de la Mesa Bonaerense, que incluye a los desencantados con la gestión de la institución.

Desde la Cgera, su presidente Marcelo Fernández, coincidió con sus pares respecto de que los proyectos que buscan instauran la doble indemnización aumenta la conflictividad en lugar de alentar la creación de nuevos empleos". "Si bajan las ventas y la facturación de las empresas, si suben los gastos y los insumos; si se deben hacer frente a las inminentes paritarias; y se los obliga a no poder reestructurarse a su nueva realidad en lugar de apoyarlos, la quiebra de miles de Pymes será el resultado. De esa manera, el 100 % de los empleados se quedarán sin trabajo y sin indemnización, y el empresario pyme sin empresa", agregó su secretario general, Raúl Zylberstein.