Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Empeoró la situación laboral para profesionales calificados en la Ciudad de Buenos Aires

Los datos surgen del informe producido por el Indec porteño para el tercer trimestre de 2016. Bajó la tasa de empleo y subió el desempleo en esa población. También desmejoró la situación de los jefes de hogar y subió la tasa de dependencia. Qué pasa con la cobertura de salud.

Empeoró la situación laboral para profesionales calificados en la Ciudad de Buenos Aires

La situación laboral de los profesionales con alta calificación y mayor formación empeoró en la Ciudad de Buenos Aires durante el tercer trimestre de 2016 respecto de 2015, de acuerdo con los datos que surgen del informe de Indicadores Laborales producido por la Dirección de Estadísticas porteña.

El documento señala que la población ocupada con alta calificación registró una caída de 4,3 puntos porcentuales en 2016, al pasar de 47,9% en el tercer trimestre de 2015 a 43,6% el año pasado; mientras que los trabajadores con calificación operativa no calificada aumentó del 52% al 56,3%.

La tasa de actividad para los trabajadores con estudios superiores completos cayó 3,5 puntos porcentuales (de 82,5% en III trimestre 2015 a 79% en 2016), lo que redundó también en un aumento de 3,8 puntos en el nivel de desempleo en esa población, al saltar de 1,8% a 5,6% en un año.

La población que más sufrió la falta de empleo, sin embargo, son los trabajadores que tienen el secundario incompleto, ya que pasó de representar el 10,8% entre julio y septiembre de 2015, a 14,4% en ese mismo periodo de 2016.

El desmejoramiento de las condiciones laborales para los jefes de hogar también quedaron registradas en las estadísticas de los meses de julio, agosto y septiembre de 2016 respecto de 2015, ya que cayó la tasa de empleo (de 69,7% a 68,9%), subieron la desocupación (de 4,3% a 6,2%) y la subocupación (de 8,9% a 9,1%); y tuvo una baja de 2 puntos el nivel de asalarización (de 75,6% en 2015 a 73,6% en 2016).

Todos estos movimientos en el mercado de trabajo provocaron un aumento del 3,8 puntos en el índice de dependencia, que muestra la relación entre las personas que no tienen ingresos respecto de los que sí los tienen, al subir de 40,6% a 44,4% en un año. 

En la composición por géneros del mercado laboral porteño, subió el índice de masculinidad en todos las submediciones: tanto en la tasa actividad (de 107,4% a 108,3%), como en los trabajadores ocupados (de 110,4% a 112,9%) y entre los asalariados registrados (99,4% a 100,6%).

El acceso a la salud es otro de los puntos que tuvo una evolución negativa, ya que bajó 2,4% la cantidad de hogares con cobertura proveniente de trabajo registrado y aumentó 0,9% aquellos que se atienden en el sistema público exclusivamente.