Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El video K contra los buitres ya no tiene la música de Pearl Harbour ni a Bou y Carnaghi, pero sumó a Fito

El video de factura kirchnerista contra el acuerdo con los fondos buitre tiene una nueva versión, en la que corrigieron los “errores” del primero y sumaron a nuevos protagonistas.

Publicado en el canal de YouTube “Nuestras Voces”, el video original que promocionaba el hashtag de Twitter #NoVolvamosAlFondo recibió burlas en las redes, entre otras cosas, porque estaba musicalizado con la canción principal de la película Pearl Harbour, un film de tono ultra estadounidense.


El video original con la campaña K de artistas contra el pago a los buitres


Además, después de que se conoció, el futbolista Diego Bou explicó que no sabía que la foto que le sacaron era para esa campaña (pensaba que era para una campaña contra las drogas) y el actor Roberto Carnaghi aclaró que aunque estaba de acuerdo en no pagarles a los buitres, no tenía ninguna intención de participar en el video ni le hablaron del mismo cuando le sacaron la foto.

La nueva versión, como la primera, arranca con los actores Rita Cortese y Claudio Rissi leyendo frases de José de San Martín, para terminar con la histórica “Seamos libres, que lo demás no importa nada”. Tras la lectura, siguen imágenes de niños y de una mujer embarazada y al final se promociona el #NoVolvamosAlFondo.

Pero cambió el sonido. Aunque sigue de fondo una música de piano y cuerdas, ya no es la de Pearl Harbour; y luego se ve un video de Fito Páez, grabado con celular, entonando “libertad, libertad, libertad”.

Además, tal como apuntó Lanacion.com, se agregaron algunos intelectuales K y ya no están ni Bou ni Carnaghi.