Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El vice de Trump llegó para relanzar la relación con mayor impronta comercial

El funcionario dará apoyo al Gobierno, que la semana pasada envió una misión de avanzada para tratar los temas comerciales pendientes. Hoy se verá con Macri en Olivos

El vice de Trump llegó para relanzar la relación con mayor impronta comercial

El vicepresidente de los Estados Unidos, Michael Pence, llegó anoche al país en el marco de una gira que busca reafirmar el compromiso de Donald Trump con algunos países de la región en materia de comercio e inversiones, y ofrecer cooperación en seguridad, agricultura y desarrollo en infraestructura.

Mike Pence aterrizó en la base militar de El Palomar alrededor de las 20, procedente de Colombia, y desde allí fue conducido al hotel Alvear, donde pasó la noche, sin actividad oficial.

El alto funcionario republicano se verá cara a cara con Mauricio Macri por la mañana en la residencia de Olivos. El jefe de Estado ofrecerá una declaración luego de la reunión de trabajo y se espera que ambos comenten los resultados de la cita que, en la previa, muestra varios temas pendientes.

La semana pasada, una misión de avanzada con el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, visitó Washington para renegociar los temas que urgen a ambos gobiernos. Buryaile se reunió con su par, el secretario de Agricultura, Sonny Perdue, para tener una fecha cierta para el ingreso de los limones y otros cítricos al mercado del norte.

En abril, Washington confirmó que levantaba las restricciones al fruto, pero desde entonces no hubo un solo envío concretado. En una situación similar se encuentra la carne bovina: pasó los controles fitosanitarios, pero sigue detenida. Al mismo tiempo, Washington quiere enviar carne de cerdo y pollo, y frutas con carozo.

Los enviados de Cancillería y el ministerio de Producción también trataron en la oficina del representante de Comercio (USTR) el ingreso de la Argentina al Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), del que el país salió en 2012 tras discutir la legitimidad de los fallos del Ciadi. Con Obama, el macrismo se entusiasmó en conseguir el reingreso, pero la buena sintonía no bastó. Con Trump, la negociación se empantanó dado que el PBI per capita argentino estaba por encima de la vara de corta para solicitar el beneficio. El punto parece estar saldado.

El otro tema pendiente es el biodiesel argentino, acusado en Estados Unidos por dumping y subsidios injustos. El Gobierno insistió la semana pasada en con que no hay distorsión en los precios, sino una condición de mayor competitividad frente al biocombustible norteamericano, y manifestó su deseo de lograr un apoyo político antes que el tribunal estadounidense se expida a fin de mes. En 2016, las exportaciones de biodiésel a Estados Unidos representaron u$s 1138 millones y crecieron 196% respecto a 2015, lo que encendió alamar del lobby agrícola.

Otro aspecto no menor es la falta de embajadores en ambas sedes. El mundillo diplomático sostiene que el Gobierno patea la designación hasta tanto tenga señales claras de que Washington ya tiene un nombre para suceder a Noah Mamet.

Al mediodía, el número dos de la Casa Blanca se trasladará a Casa de Gobierno, donde se verá con su par Gabriela Michetti, y por la tarde irá a la Bolsa de Comercio. Según supo El Cronista, allí compartirá un meet and greet con algunos directivos de la Amcham, antes de ofrecer un cóctel para la comunidad empresarial y dar un discurso dirigido al establishment.

Los términos del discurso y el panorama a presentar se discutieron ayer con el vicepresidente de la US Chamber, Myron Brilliant, y otros empresarios venidos en visita.

Tras pernoctar en el país, Pence partirá mañana a Chile.