Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El trigo ganó 2,5% en Chicago y tocó un máximo para los últimos cuatro meses

La venta de trigo se dispara

La venta de trigo se dispara

El primer informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) sobre oferta y demanda de cereales y oleaginosas de la era Trump tuvo ayer un claro ganador: el trigo, que escaló 2,5% hasta un máximo para los cuatro últimos meses, al tocar u$s 163,1 la tonelada.

La soja no corrió la misma suerte. Es que en general las modificaciones en las previsiones del organismo norteamericano estuvieron dentro del rango que esperaba el mercado, como el caso de los stocks finales de cosecha. Incluso para la cosecha de soja argentina el recorte el USDA en la estimación de producción tras las inundaciones fue inferior a lo que se descontaba.

El reporte calculó 55,5 millones de toneladas de soja para la Argentina, cuando en el mercado apostaban a menos de esa cifra más cercano a lo que prevén entidades como las bolsas cerealeras locales o consultoras internacionales. Ayer, la Bolsa de Cereales de Buenos Aire subió su cálculo para la soja local hasta 54,8 millones de toneladas, desde las 53,5 millones previstas la semana pasada.

Así la oleaginosa terminó en Chicago con una baja marginal de 0,8%, o 3 dólares, hasta
u$s 386 la tonelada.

En cuanto al trigo, el repunte vino de la mano de un mercado sobrevendido en los futuros del cereal, que fue sorprendido por el reporte del USDA.

Las cotizaciones del trigo del trigo venían de capa caída ante la excelente cosecha global, pero el USDA subió los cálculos de exportación de trigo para EE.UU. y Argentina, mientras que redujo las de Rusia, así como recortó estimaciones de cosecha para dos grandes productores del cereal en Ucrania y Kazajstán. Esos datos, que el mercado no esperaba, fueron el disparador para que los inversores y fondos especulativos tomaran posiciones en los futuros del trigo, lo que disparó las cotizaciones.

Pero los analistas desestimaban ayer que la tendencia alcista se apodere del trigo, ya que la campaña global sigue apuntando a ser récord.

No obstante, la mejora externa es una buena noticia para el cereal argentino. El USDA mantuvo su estimación de producción final en 15 millones de toneladas de trigo (Agroindustria calcula más de 16 millones de toneladas; y elevó a 8,9 millones de toneladas –sumando grano sin procesar y harina de trigo– el cálculo de las exportaciones del cereal local para el año comercial.

En lo que va del año, los embarques de trigo desde los puertos locales suman 2,8 millones de toneladas, de los cuales 2,3 millones se exportaron durante el primer mes del año, comentó a El Cronista el analista Guillermo Rossi, de la consultora BigRiver.