Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El titular del PAMI denunció una "estafa millonaria" en la obra social de los jubilados

Carlos Regazzoni hizo una presentación penal por el pago de medicamentos para afiliados fallecidos. Habló de una "red de corrupción" durante los últimos tres años

El director del PAMI, Carlos Regazzoni, denunció una "red de corrupción" en el organismo y confirmó que hizo la presentación penal por "prácticas fraudulentas" orientadas a la venta de medicamentos supuestamente destinados a afiliados que ya se encontraban fallecidos. Según el funcionario, las irregularidades, por cifras millonarias, fueron detectadas en los gasto de los últimos tres años. Regazzoni explicó que durante ese tiempo se desviaron fondos del organismo mediante la venta de medicamentos a 7500 afiliados muertos que no habían sido dados de baja del padrón, por un monto de
$ 500 millones anuales.
"Advertimos patrones de consumo y faltas de controles en lugares que hacen sospechar que puede haber una red de corrupción", indicó. Además, señaló que "este modus operandi no sólo ocurre con el PAMI, por lo que lo ponemos en mano de la Justicia".
En conferencia de prensa relató que los directivos del organismo sospechan que esos remedios "vendidos" (supuestamente) a personas muertas en realidad se volcaban a la reventa del "mercado negro" a clínicas y farmacias.
Regazzoni señaló que ya comenzó un trabajo de "auditorías internas" para dar con los responsables de "estas redes de corrupción que se apropian de los fondos públicos" y agregó: "¡Cuántas cosas podríamos haber hecho con estos fondos mal utilizados!".
Al respecto, comentó que entre las irregularidades se detectó que había afiliados que recibían dosis de medicamentos imposibles de consumir y la existencia de recetas por sumas de dinero que "no tiene lógica".
"Hay casos en los que se vendían 40 o 50 remedios para enfermedades distintas a la misma persona. Creemos que se trata de una práctica fraudulenta", advirtió también el director del PAMI.
Incluso contó que hubo varios casos de médicos "a los que le falsificaron las firmas y que hacía años habían hecho la denuncia", mientras que describió un caso particular de "un profesional que le figuraban 39 mil recetas firmadas".
Regazzoni cuestionó a la gestión anterior del PAMI debido a que "había denuncias sobre estos temas desde hacía años pero no tomaron ninguna medida", pero evitó dar nombres sobre a quiénes considera culpables de ese presunto desfalco, al señalar que de eso "está en manos de la Justicia".
Por otro lado, prometió poner en marcha en el PAMI todos los mecanismos de controles internos que no se cumplieron en los años anteriores y confirmó que en breve "se van a dar de baja a las personas fallecidas" que seguían en el padrón de afiliados.
Sobre la situación del organismo, dijo que "el servicio debe mejorar porque lo dicen los mismos empleados", mencionó una deuda que dejó la gestión anterior con hospitales públicos por $1000 millones y aseguró: "Vamos a ir encarrilando esto en breve".
La conferencia de prensa tuvo lugar en la sede del microcentro porteño del organismo, tras una reunión que mantuvo Regazzoni con representantes de entidades farmacéuticas con quienes acordó controles.
Las entidades que nuclean a las farmacias, según se informó, se comprometieron a ayudar y "poner los controles adecuados" con el fin de evitar futuros fraudes
El propio titular del PAMI afirmó que se consensuó que el sector farmacéuticos contribuya a "reparar el daño y poner los controles adecuados".
"El PAMI lo que debería haber hecho es escuchar estas alertas reiteradas", cuestionó Regazzoni, tras presentar la denuncia pública sobre la obra social de jubilados y pensionados. "Las medidas las vamos a estar consultando con las propias farmacias que son los que entienden", adelantó sin mayores precisiones.
"Nosotros tenemos que trabajar internamente mejorando los padrones, dando las bajas que hagan falta, detectando inmediatamente cuando haya desvíos", apuntó tras revelar que hubo un cruce de datos con ANSES que los llevó a investigar. "La institución había sido advertida varias veces de estos desvíos por diferentes entidades farmacéuticas, con lo cual se sabia que había desvíos que eran inaceptables" remarcó Regazzoni y luego admitió que el PAMI no puede dar "un mejor servicio que llegue a todos los afiliados si no se recompone su situación económica, y eso pasa en gran medida por controlar las actividades espurias que tienen que ver con corrupción, falta de control, con no advertir los datos que estaban a la vista".
De este modo, continuó, "vamos a poder generar los fondos para recomponer la deuda, para que los prestadores recompongan su situación financiera y que los afiliados tengan mejores turnos y más acceso a medicamentos de primera necesidad".