Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El tarifazo de luz tendrá impacto en la inflación hasta mayo inclusive

La suba en las tarifas de luz fue mayor a lo esperado. Al efecto directo en los precios, por el incremento de las tarifas, se agregan los aumentos en otros bienes y servicios

Analistas creen que aumentos en luz y los que vienen en gas ponen presión sobre la meta anual de inflación

Analistas creen que aumentos en luz y los que vienen en gas ponen presión sobre la meta anual de inflación

El impacto en la inflación de la suba de la electricidad, anunciada el martes pasado por el ministro Juan José Aranguren, no se terminará con el incremento que se dará en febrero y marzo en los relevamientos de IPC por el propio aumento de las tarifas. El efecto secundario (por el alza en otros precios de bienes y servicios que incorporan el nuevo valor de las boletas) seguirá repercutiendo hasta, al menos, mayo.

Según identificó la consultora ACM, al incremento esperado en los precios en marzo, abril y mayo en la Ciudad de Buenos Aires (donde se sentirá más de lleno el impacto tarifario) por la suba en la electricidad será de 0,4% (sumando el impacto directo y el indirecto), y de 0,3% en el cuarto y quinto mes de 2017, sólo por el efecto secundario.

"Para el caso de las tarifas de electricidad, el efecto de segunda vuelta se torna relevante porque alimenta a la inflación subyacente. En base a estimaciones propias, los aumentos promedio en la inflación para los próximos meses podrían ser de 0,2% para marzo, 0,3% abril y 0,3% mayo, lo que provocaría un freno en el proceso de desinflación", identificaron.

De esta manera, a la inflación porteña esperada para los próximos meses, de en torno a un 1,4% mensual en promedio, se agregaría el efecto de los precios. El impacto directo por la suba de la electricidad será, según ACM, con aumentos promedio de 53% y 28%, respectivamente, 0,5% para febrero y 0,2% para marzo tomando la ponderación del IPC-CABA. "No obstante, cabe recordar que en la última modificación de la metodología del IPC que publica Indec a partir de mayo del año anterior la ponderación de electricidad fue disminuida a un 0,35% (antes levemente por encima del 1%), por lo que la incidencia directa sería de apenas 0,2% en febrero y 0,1% en marzo", diferenció la consultora.

Para Ecolatina, en cambio el impacto directo será mayor, de 0,65% en febrero y de 0,85% en marzo. Estas subas, sumadas a los incrementos en el gas (que superaría el 100%), transporte (25% anual), y nuevos aumentos en prepagas y naftas (25% en total para el año, en ambos casos), llevaría a la inflación en 2017 en torno al 24% para esta consultora.
Así, las posibilidades de cumplir con el objetivo oficial de que la inflación se ubique por debajo del 17% este año, para varios analistas privados, se aleja. Para otros, como Economía y Regiones, aún con los aumentos tarifarios anunciados, que según sus cálculos tendrían una incidencia de entre 7 y 8 puntos porcentuales en todo 2017, aún hay chances de cumplir con la meta oficial de inflación.

Además del efecto en la inflación de las tarifas, algunos analistas empiezan a advertir de otro fenómeno: el monetario. Desde Federico Muñoz y Asociados, pusieron en dudas que la actual política monetaria tenga un sesgo contractivo o anti-inflacionario. Por un lado, señala que "la pérdida de atractivo de las Lebacs es uno de los factores que explica una aceleración sensible del ritmo de crecimiento de la base monetaria; aceleración que podría renovar la presión alcista sobre los precios". Agrega además que "cabe preguntarse si la actual tasa de interés real (de unos 4 puntos porcentuales, tomando la inflación mensual anualizada) será suficiente para extender el proceso de desinflación".