Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

“El segundo semestre va a ser mejor, pero no para tirar manteca al techo”

El economista Aldo Pignanelli analizó las variables económicas del primer semestre y pronosticó mejoras para el segundo. Consideró que en los primeros seis meses del año “fallaron las inversiones privadas”.

“El segundo semestre va a ser mejor, pero no para tirar manteca al techo”

El economista Aldo Pignanelli analizó el desarrollo de las variables económicas del primer semestre del gobierno de Mauricio Macri y consideró que “el segundo semestre va a ser mejor, pero no va a ser para tirar manteca al techo”.

Para el expresidente del Banco Central, en los primeros seis meses del año se registró “la inflación más alta de los últimos treinta años: 28 por ciento en seis meses con una inflación anual junio contra junio del año pasado de 45 %”.

En declaraciones a radio La Red indicó que “la actividad económica cayó entre el 1 y 1.5 % con tres trimestres consecutivos de caída, hubo recesión”.

Sobre el empleo, sostuvo que se perdieron “más de cien mil empleos formales y otro tanto informal”, e indicó que “el déficit fiscal fue más alto de lo previsto”.

En ese sentido, Pignanelli consideró que “falló la inversión privada” en el primer trimestre. “No hay inversión privada suficiente en la argentina; no vienen en cantidad suficiente”, afirmó.

Sobre los próximos seis meses, evaluó que “el segundo semestre con el primero va a ser mejor, pero no va a ser para tirar manteca al techo”.

Al respecto, sostuvo que la inflación estructural se va a instalar entre el 2 y 3 %  mensual, “siempre y cuando no se disparen nuevamente las tarifas, el dólar y no haya nuevas paritarias”.

“En cuanto al frente fiscal, habrá un déficit fiscal mucho más alto que en el primer semestre por la fuerte caída de la recaudación por caída del consumo y nuevos gastos que el gobierno está perfilando en sus anuncios como la obra pública y las nuevas medidas para los jubilados”, agregó.

Respecto a la actividad económica, “el gobierno pone todas las fichas para que haya una mejora a través de la obra pública y la inversión privada en el sector agrícola, eso significa el 1 % del crecimiento del PBI en el segundo semestre”.

Por último, consideró que “la gran apuesta va a ser el campo. Desde ahí van a venir grandes novedades”.