Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El proyecto oficial para acortar el mandato de Gils Carbó tuvo dictamen

Con el apoyo de otros bloques, se impulsó el proyecto para reformar la ley orgánica del Ministerio Público. La procuradora irá a la Justicia en caso de que la iniciativa avance

El proyecto oficial para acortar el mandato de Gils Carbó tuvo dictamen

La tensión entre el Gobierno y la procuradora Alejandra Gils Carbó creció aún más ayer luego de que en el Congreso lograra dictamen la iniciativa oficial para reformar la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal que, entre otros puntos, contempla limitar a cinco años el cargo vitalicio que, como jefa de los fiscales, ostenta Gils Carbó.


El dictamen fue emitido durante una reunión de las comisiones de Justicia, Legislación Penal, y Presupuesto, donde el oficialismo ratificó que buscará sancionar esta iniciativa en la sesión del miércoles 26. El texto fue respaldado por el interbloque de Cambiemos, el Frente Renovador, Progresistas y con disidencias el bloque Justicialista, mientras que el kirchnerismo y la izquierda lo rechazaron y anticiparon que presentarán despachos de minoría.


El dictamen de Cambiemos elimina las subprocuraciones, y limita a cinco años con posibilidad a una sola reelección el mandato del Procurador General de la Nación, hoy vitalicio. Gils Carbó, precisamente, cumplirá cinco años en su cargo en agosto del año que viene. Para su remoción, la funcionaria deberá ser sometida a un proceso de juicio político, que requiere de mayoría simple en Diputados para acusarla y de dos tercios en el Senado para sacarla.


La relación entre Cambiemos y Gils Carbó fue tirante desde el minuto cero. La procuradora es vista por el macrismo como una aliada del kirchnerismo, que la designó en el cargo y espacio con el que se ha mostrado en sintonía a través de distintos fallos en los últimos años. La intención de Macri fue que renuncie en diciembre del año pasado, pero Gils Carbó se negó y, diez meses después, el Gobierno no logró removerla.


Un viaje de la procuradora a Portugal del que en la Casa Rosada aseguran no haber sido notificados terminó de romper la relación. Mientras ella estaba en Lisboa, el presidente Mauricio Macri la esperaba para firmar un convenio con el ministro de Justicia Germán Garavano y el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti. Tras el faltazo al acto, el Gobierno intensificó su iniciativa legislativa para debilitar a Gils Carbó.


"Lo que están haciendo es inconstitucional de acá a Varsovia", exclaman en la Procuración y no sólo engloban el caso de su titular sino también el de numerosos fiscales en todo el país que se verían afectados por las diferentes reformas que propone el proyecto de ley. Lo aseguran con la misma convicción que tienen de que "esto se va a litigar" y "la Justicia nos va a dar la razón, acá o en tribunales internacionales". Gils Carbó, de 58 años, de acuerdo a la Constitución actual tiene mandato hasta los 75, con chance de renovar por cinco años más.


Ayer, en Diputados, Cambiemos tuvo consenso de otras fuerzas. El presidente de la comisión de Justicia, el radical Diego Mestre, explicó los cambios consensuados y destacó que la Procuración "tendrá plenas facultades por la eliminación de las figuras de los subprocuradores", que se habían planteado en el boceto original.


Durante la reunión de ayer hubo un fuerte cruce entre la kirchnerista María Emilia Soria y la líder del GEN, Margarita Stolbizer, cuando la rionegrina mandó a los diputados a comprar una Constitución Nacional a un kiosco al rechazar el proyecto oficial "por anticonstitucional". Soria celebró la eliminación de los subprocuradores, "pero eso no quita que se trata de un proyecto anticonstitucional". Destacó que si Gils Carbó tiene falencias "bien podría el oficialismo avanzar con el juicio político", pero el mandato de la procuradora "debería ser de mínimo de siete años como es en la ciudad de Buenos Aires". Stolbizer salió a replicar a Soria al afirmar que el "kiosco donde compró la diputada debe haber abierto hace tres meses porque en estos doce años el kirchnerismo se cansó de votar leyes anticonstitucionales".

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar