Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El primer test electoral del año fue favorable a Cambiemos

En el primer test electoral del año, en el prólogo de las próximas legislativas, Mauricio Macri pudo festejar. Con boleta electrónica, la radical Norma Trigo se convirtió ayer en la primera intendenta de Mendoza al ganar las elecciones del departamento de Santa Rosa con el 61,71% de los votos. En segundo lugar se ubicó la peronista Flor Destéfanis con el 38,29% de los sufragios. Por otro lado, con casi el 75% de participación, hubo 260 votos en blanco (el 2,57% del total) y 51 observados (el 0,51%).

No sólo el Presidente celebró, también el gobernador Jesús Cornejo (Cambiemos), quien así lo hizo público: "Triunfamos de forma categórica". Además, saludo a la flamante intendenta en las redes sociales.

Los resultados no sorprendieron: en la previa, alimentadas por los números de las primarias, las encuestas daban ganadora a Trigo, quien se disputaba la intendencia de una localidad mendocina con otra mujer, otro dato inédito en la provincia. Una, la ganadora, una concejal que no había logrado imponerse en los anteriores comicios municipales; la otra, una ex Reina nacional de la Vendimia. A 80 kilómetros al este de la capital provincial, para los comicios estaba habilitado un padrón de más de 13 mil habitantes, distribuidos en 43 mesas.

Ambas postulantes habían superado las PASO en diciembre, comicios que marcaron el debut del sistema del voto con boleta electrónica en un municipio mendocino, tras un llamado a elecciones anticipado debido a la gestión interrumpida del intendente Sergio Salgado, quien había sido reelecto en 2015 al cargo y renunció tras una investigación por corrupción que se lleva adelante en la Justicia.

En las primarias del 11 de diciembre del año pasado, el frente Santa Rosa Cambia se impuso al alcanzar entre sus cuatro precandidatos un 66% de los votos, mientras que el PJ, que también dirimía su interna entre cuatro precandidatos, alcanzó en total un 30% de los sufragios.