U$D

SÁBADO 20/04/2019

El nuevo Nafta podría firmarse en la Cumbre del G20 en Buenos Aires

El nuevo Nafta podría firmarse en la Cumbre del G20 en Buenos Aires

Los presidentes Donald Trump, Justin Trudeau y Enrique Peña Nieto evalúan por estas horas rubricar el flamante acuerdo comercial entre los Estados Unidos, Canadá y México, que reemplazará al Nafta, en los márgenes de la Cumbre de Líderes del G20, que tendrá lugar en Buenos Aires el 30 de noviembre y 1° de diciembre próximo.

Según pudo saber El Cronista por fuentes diplomáticas y funcionarios del gobierno mexicano, el Usmca (por sus siglas en inglés) o TMEC (en su versión castellana) podría ver la luz en la capital argentina, con el presidente Mauricio Macri como anfitrión de un acuerdo que será presentado como un logro en aras de ratificar el comercio mundial y los acuerdos multilaterales.

"El TMEC se firmará el 29 o 30 de noviembre, y a nadie se le escapa que los líderes tienen previsto en agenda verse en Buenos Aires", afirmó el subsecretario de Comercio Exterior de México, Juan Carlos Baker, ante la consulta de este diario, luego de participar de seminario sobre periodismo económico de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en su capital.

En igual sentido, el presidente estadounidense Donald Trump se expresó el pasado 1° de octubre, al requerir al Congreso que, luego de la firma, dé una rápida aprobación al acuerdo. También lo hizo el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo.

La administración de Enrique Peña Nieto ve con buenos ojos aprovechar la Cumbre de Líderes y rubricar el TMEC el 30 de noviembre, en el último día de su mandato y antes de ceder la banda al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, con un perfil de centroizquierda. López Obrador ha tenido un observador propio y permanente en la etapa final del acuerdo que le tocará implementar.

El TMEC reemplazará al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, en inglés), del que tras la llegada de Trump a la Casa Blanca, EE.UU. impuso la necesidad de renegociar sus condiciones. El punto más destacado es la modificación en el capítulo referido a las reglas de origen aplicadas al comercio de automóviles libres de aranceles.

En la actualidad, los vehículos norteamericanos deben contar con 62,5% de autopartes originadas en la región para no pagar impuestos, pero dicha alícuota saltará progresivamente, en cuatro etapas, al 75%.