Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"El mundo está atento a ver cómo el país gana productividad"

El número tres de la Cancillería sostiene que la comunidad económica reconoce los cambios introducidos por el Gobierno, pero reclama más respuestas para concretar inversiones. También revela qué mercados están en la mira para atraer fondos y abrir oportunidades de negocios

Mientras en Buenos Aires se discute la posibilidad de que el Gobierno resuelva por decreto la modificación de la Ley de Riesgos del Trabajo, a la espera de enviar una reforma laboral que quite presión a las cargas patronales, en Davos, el exclusivo centro de esquí ubicado en los Alpes suizos, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, mantenía reuniones con hombres de negocios para asegurarles que la Argentina apunta a mejorar su productividad y reducir la estructura de costos que deben afrontar las empresas. Ante El Cronista, uno de los hombres de confianza del Presidente repasa los puntos salientes de la cita anual del establishment político y económico.

– ¿Qué balance hace de la participación argentina en Davos?
– En las reuniones de las que participé, tanto con representantes de países como de compañías, nos han reconocido que la Argentina está yendo por el camino correcto, lo que genera un altísimo interés por el país. Los líderes acá presentes reconocen que lo dicho por el presidente Macri hace un año atrás se cumplió. Y eso importa a la hora de evaluar inversiones.

– ¿Hasta dónde se cumplieron los objetivos de la delegación?
– Nosotros vinimos a continuar el mensaje que transmitió el Presidente, y lo pudimos lograr. La Argentina se mantiene en un alto interés, y fue protagonista en este foro teñido por la asunción del presidente Trump, la participación de Xi Jinping, y la salida del Reino Unido de la Unión Europea. La reunión ministerial de la OMC, por celebrarse en diciembre en Buenos Aires, también hace que muchos países acudan a nosotros para plantear sus inquietudes sobre cómo se manejará el comercio con Trump. Se discute un posible resurgimiento del proteccionismo, y allí hemos dado un mensaje claro, para avanzar en acuerdos con varios bloques y países.

– ¿Qué está reclamando la comunidad económica del país?
– Muchos inversores están atentos a ver cómo la Argentina gana en productividad, al tiempo que reduce costos. Para el Gobierno, estos objetivos van alineados con el desafío de crear empleo y no afectar el salario real. Hay mucho por trabajar. No solo como ocurrió con Vaca Muerta, sino también en muchas otras cuestiones con las que se pueden reducir costos, como los trámites de importaciones y exportaciones o inversiones en infraestructura.

– ¿Qué empresas y países ven interés en invertir en el país?
– Sé del interés de Dow Chemical, Acciona, Dupont y Maersk, que tienen planes muy concretos de inversión. El acuerdo al que se llegó con los sindicatos para incrementar la productividad en yacimientos no convencionales reafirmó el interés de muchas compañías en la Argentina, y eso va a traer a nuevos jugadores en el futuro. Además, mantuvimos reuniones con representantes de Suiza, Rusia, Australia, India, Indonesia, la Unión Europea y OCDE.

– ¿Hay una cifra estimada de inversiones que vengan en 2017?
– En estos foros se continúan conversaciones iniciadas tiempo atrás, a la vez que se marcan nuevos objetivos. No hubo anuncios concretos de inversión, pero sí destacamos el memorándum de entendimiento entre Mercosur y EFTA [n. de r.: Asociación Europea de Libre Comercio, que nuclea a Suiza, Islandia, Liechtenstein y Noruega], un caso testigo de lo que pretendemos hacer con otros bloques económicos.

– ¿Cómo siguen las conversaciones con otros bloques?
– Con la Unión Europea quedó demostrada la vocación de avanzar en un acuerdo comercial. Con México queremos profundizar los acuerdos históricos que tenemos y negociar bilateralmente. Con Japón queremos un tratado de inversiones para que las agencias de inversión de ese país pongan a disposición más financiamiento, y con Canadá, desde el Mercosur, trataremos de avanzar en un acuerdo. También queremos ir hacia Asia y África.

– ¿Cómo se imagina la economía con el presidente Trump?
– Aún no está claro cómo evolucionará el crecimiento económico y cuáles serán las posturas frente al comercio. En ese contexto, muchos se preguntan qué actitudes pueden tomar los países frente al proteccionismo y el nacionalismo. Nosotros hemos tenido conversaciones desde nuestra experiencia para mostrar que el populismo y la cerrazón no han llevado a buen puerto. Son experimentos con resultados de corto plazo, pero con el tiempo terminan siendo contraproducentes.