Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El macrismo avanza contra Rafecas e impulsa su jury en Magistratura

Si bien las causas que había en su contra se cerraron el año pasado, el oficialismo intentará cercarlo en el Consejo. Buscan diferenciarse respecto al cuestionado ‘perdón’ a Oyarbide

Reprochan a Rafecas desestimar denuncia de Nisman

Reprochan a Rafecas desestimar denuncia de Nisman

Todavía resuenan los cuestionamientos dentro del macrismo por la salida elegante que, muchos creen, se le dio al ex juez Norberto Oyarbide, al aceptársele la renuncia. La diputada Elisa Carrió, aliada crítica del Gobierno, no lo perdona y sigue adjudicando esa decisión a los lazos que en su momento denunció entre el controvertido magistrado y Daniel Angelici, presidente de Boca y marcado como operador clave del Ejecutivo en la Justicia. Por eso, en la mesa chica de Cambiemos y consultados los principales referentes judiciales que lo nuclean, se definió avanzar contra Daniel Rafecas, otro juez de Comodoro Py, a quien vinculan al kirchnerismo por frenar dos causas clave y contra quien, estiman, podrían impulsar un pedido de juicio político desde el Consejo de la Magistratura.

Hay dos expedientes que recayeron en el juzgado de Rafecas en el último año que generaron el rechazo del macrismo por el tratamiento que les dio el magistrado. El principal es el que ni siquiera llegó a convertirse en causa judicial; aquella denuncia radicada por el ex fiscal Alberto Nisman días antes de morir de un disparo en la cabeza en circunstancias aún no esclarecidas, contra la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner por presunto encubrimiento del atentado de 1994 a la AMIA al firmar el memorándum de entendimiento con Irán.

Nisman, a cargo de la unidad AMIA desde 2003, denunció el 14 de enero de 2015 a Cristina, su canciller Héctor Timerman y otros funcionarios por encubrimiento a Irán. Tras pasar por varios juzgados que la rechazaron, la presentación fue enviada en febrero de ese año por la Cámara Federal al número 3, a cargo de Rafecas. Tres semanas después, el juez la desestimó por "inexistencia de delito", a contramano del pedido del fiscal Gerardo Pollicita, quien había solicitado imputar a la mandataria. En marzo de este año, Rafecas rechazó reabrir el caso, decisión que generó rechazo dentro del oficialismo.

La otra causa de la que se desprendió Rafecas es la sensible Hotesur, que indaga sobre presuntas irregularidades cometidas por la familia Kirchner en las empresas hoteleras que administran, por ejemplo, el alquiler de habitaciones que nunca fueron utilizadas al empresario Lázaro Báez.
Rafecas había tomado el expediente luego de que apartaran -a pedido de Romina Mercado, la sobrina de la ex presidenta, por presunta parcialidad al juez federal Claudio Bonadio. Pero a finales de febrero se declaró incompetente y envió el caso a su par Julián Ercolini, que lo tramita en la actualidad. No obstante, Rafecas sigue investigando a Báez por otra denuncia, vinculada a 43 obras adjudicadas al empresario santacruceño que nunca fueron llevadas a cabo o no se finalizaron.

Llevar a juicio a Rafecas, juez federal desde 2004, puede demorarse, ya que en la actualidad no posee denuncias en Magistratura. El año pasado, con la venia del kirchnerismo, se decidió archivar la acusación por su actuación en el caso Ciccone y por el trámite del caso de las coimas en el Senado. Por esa última causa, en el radicalismo quedó recelo con el juez, ya que le cuestionan haber llevado a juicio oral al ex presidente Fernando de la Rúa, luego sobreseído en el juicio oral y público.

En Magistratura creen que esa enemistad de la UCR podría generar votos clave de los miembros radicales que integran el cuerpo en pos de avanzar con un jury a Rafecas, ya que se precisan dos tercios de los votos en plenario, es decir de 9 de los 13 miembros. El oficialismo tiene mayoría y también avalaría el pedido de destitución. Aunque, claro, falta lo más importante, que es una denuncia actual por su proceder en una causa específica. En eso, cuentan fuentes del sector, se trabaja para avanzar contra el juez y acelerar una acusación en su contra.