Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El hijo de Lázaro Báez recusó a Casanello, que viajará a Suiza

Lo acusó de "supuesta parcialidad" y pidió que investigue el rol de Cristina Fernández. Por la noche, el magistrado rechazó la acusación del joven y dijo que buscan deslegitimarlo

El juez federal Sebastián Casanello está a cargo del expediente por lavado

El juez federal Sebastián Casanello está a cargo del expediente por lavado

Leandro Báez, uno de los hijos del detenido empresario kirchnerista Lázaro Báez, recusó ayer al juez federal Sebastián Casanello por supuesta parcialidad a raíz, entre otras cosas, de "la relación que tendría" con la ex presidenta Cristina Fernández, pero el magistrado rechazó el planteo por considerarla una estrategia para "deslegitimarlo mediáticamente".

"La estrategia de los abogados de Leandro Báez se sincera en el último párrafo del escrito -antes de su conclusión-, donde con citas de jurisprudencia, remarcan que "el juez o tribunal además de ser imparcial, debe ofrecer objetivamente dicha imagen frente a la opinión pública".

Queda claro para mí que el intento de deslegitimación mediática era una pata necesaria para preparar el terreno de esta maliciosa e infundada recusación", sostuvo Casanello, quien seguirá sustanciando la causa a la espera de que la Sala II de la Cámara Federal que revisa el proceso analice los argumentos de la defensa.

El hijo del empresario detenido, que no está formalmente imputado en la causa, presentó un escrito en el juzgado de Casanello a través de los abogados Claudia Balbín y Santiago Viola. "En declaraciones a distintas radios, el juez Casanello expresó concretamente que la doctora Cristina Fernández de Kirchner no estaba involucrada en el expediente y que tampoco iba a ser citada como testigo", se quejó Báez hijo en su escrito de recusación. El hijo de Báez sostuvo que "existe en los hechos un claro direccionamiento del proceso hacia la familia Báez y una clara intencionalidad de desligar a los funcionarios públicos y, puntualmente, a todos aquellos que formaban parte de la administración de la señora Cristina Fernández".

Leandro Báez fue duro con el juez al solicitar que "debe tenerse en consideración la información periodística que circula en cuanto a la relación que tendría Sebastián Casanello con Cristina Fernández de Kirchner", expuso y señaló que "se utilizan distintas declaraciones y pruebas pero solo parcialmente en cuanto atañen a la familia Báez y no a los funcionarios públicos".

Para Báez hijo, "las medidas adoptadas hasta el momento lo han sido con el único objetivo de ocultar la realidad de los hechos y como sucedieron efectivamente las cosas" y consideró que "ello redunda en un claro perjuicio" en su contra. Y añadió: "No nos encontramos ante un juez imparcial y objetivo y con ello se está violando una garantía para el imputado dentro del debido proceso", expuso, y manifestó su temor "respecto de la parcialidad del juez Casanello que no permiten que las actuaciones se desarrollen con total normalidad".

Anoche, Casanello rechazó la pretensión de la defensa en un fallo de ocho páginas donde sostuvo que la jugada de los hijos de Báez fue adelantada a un editorialista y a un portal de noticias antes de presentarla en los tribunales, lo cual "evidencia un particular modo de proceder detrás de este intento de apartamiento".

La Corte Suprema autorizó ayer a Casanello a viajar a Suiza en el marco de la investigación por presunto lavado de dinero contra al empresario Lázaro Báez, mientras que el Gobierno de ese país se mostró dispuesto a avanzar en la captura y extradición del financista Marcelo Ramos. Fuentes judiciales informaron a NA que la autorización del máximo tribunal es para que el juez Casanello viaje desde el 6 al 11 de junio próximos e incluye a su secretario Ariel Sabán. El fiscal federal Guillermo Marijuan había expresado su intención de acompañar a Casanello ante la realización del viaje, lo cual se definirá en los próximos días. Depende de la Procuración que encabeza Alejandra Gils Carbó, pero se presume que le darán el aval al fiscal.

El juez Casanello fue quien ordenó la detención de Báez y Daniel Pérez Gadín, su contador, en el marco del expediente iniciado a raíz del programa Periodismo para Todos, en el que se vinculó al empresario santacruceño con el desvío de 55 millones de euros al exterior. Se espera que resuelva, aún, la situación de la ex presidenta, que fue imputada por Marijuan.