U$D

SÁBADO 25/05/2019

El freno de la economía brasileña dispara alarmas en la industria

Las proyecciones para 2019 descontaban una mejora de la economía del vecino país y tracción para las exportaciones argentinas. Pero ahora el escenario parece estar cambiando.

El freno de la economía brasileña dispara alarmas en la industria

Hasta hace apenas dos meses el consenso de los analistas ubicaba el crecimiento del producto bruto interno de Brasil en torno al 3% -incluso algunos proyectaban algunas décimas más-, un dato positivo frente a sendas caídas de 3,5% en 2015 y 2016, la tímida recuperación del 1% al siguiente y del 1,3% en 2018. Pero con el paso de las semanas las proyecciones se recalcularon a la baja y hoy ya se ubican en el 2% de crecimiento en el año.

En este contexto, ayer el Banco Central de Brasil dio a conocer el Índice de Actividad Económica (IBC-BR) correspondiente a enero, que registró una mejora del 0,79% respecto del mismo mes de 2018, pero marcó una caída del 0,41% en la medición desestacionalizada en comparación al mes anterior.

El dato se ubicó por debajo de las estimaciones privadas. Estuvo lejos también del pronóstico de caída de 0,10% que había relevado Reuters a partir de un sondeo entre economistas. Se estima que esto podría ser una señal de que en 2019 se estaría prolongando el lento ritmo de crecimiento de la economía brasileña observado a fines de 2018 o que incluso puede estar desacelerándose.

Más allá del resultado de enero, lo cierto es que el registro de ese mes es la mayor caída desde mayo del año pasado y se enlaza con indicadores peores que los esperados en materia de producción industrial, actividad del sector servicios y desempleo. "Esto confirma el débil desempeño de la economía y muestra una desaceleración en la recuperación", señaló José Francisco de Lima, economista jefe de Banco Fator en Sao Paulo, citado por la agencia Reuters.

Un reciente informe del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina recordó que "por cada punto que crece Brasil, Argentina lo hace en 0,25 puntos", lo que denota la relevancia del vínculo bilateral con Brasil. El motor de la demanda brasileña es importante, en especial, para la industria manufacturera. Brasil fue el destino del 18% de todas las exportaciones realizadas en 2018, pero el 67,5% de todo lo que se exportó a Brasil fueron Manufacturas de Origen Industrial (MOI), ventas por u$s 7631 millones.

"Esta dependencia productiva demuestra a su vez la fragilidad de la inserción externa de la actual integración regional, al estar la economía argentina atada a los vaivenes económicos de su principal socio comercial", explica el documento de la UIA.

"Este año va a ser más complejo de lo que se esperaba, las proyecciones de crecimiento en Brasil arrancaron el año enre 2,5% y 3% y ahora ya están en 2%", señaló Lorenzo Sigaut Gravina, economista jefe de Ecolatina, con foco en la relación bilateral. Sobre el dato de enero, difundido ayer, destacó que "es un número relativamente malo", y aclaró que tendrá impacto en la industria automotriz, le metalmecánica, la industria química y el caucho, y las exportaciones de algunas autopartes.

El caso de la industria automotriz es quizás el más complejo. Según datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) en febrero, dos de cada tres vehículos exportados (65,2%) se embarcaron con rumbo a Brasil. Además, apuntó Sigaut Gravina, "los autos que no le vendés a Brasil no tenés dónde colocarlos".

Por su parte, Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI, consideró que "los próximos 60 días son fundamentales para lo que pase con economía brasileña" porque es el plazo que se dio el propio gobierno de (Jair) Bolsonaro para aprobar la reforma previsional. "Si se aprueba esta reforma, Brasil va a ordenar buena parte de su problema fiscal", explicó.

En su visión, lo que ocurra con la reforma previsional en el Congreso, "puede abrir las puertas a otras reformas, como la impositiva y otras" para reducir el déficit fiscal de 7% del PBI, dijo Elizondo, y aclaró que de eso "puede depender la tasa de inversión, el financiamiento e incluso la inversión extranjera en Brasil.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping