Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El fiscal del caso Nisman denunció amenazas telefónicas

Eduardo Taiano, a cargo de la investigación por la muerte del fiscal, dijo que en los anónimos revelaban detalles de la vida de su hijo, quien en 2005 sufrió un secuestró exprés en el barrio porteño de Recoleta.

El fiscal del caso Nisman denunció amenazas telefónicas

El fiscal federal Eduardo Taiano, a cargo de la investigación por la muerte de Alberto Nisman, denunció que recibió amenazas telefónicas en las que le revelaban detalles de la vida de su hijo, quien en 2005 sufrió un secuestró exprés en el barrio porteño de Recoleta.

Fuentes judiciales informaron que el titular de la fiscalía federal número 3 recibió una llamada en el aparato móvil que usa únicamente para comunicarse por motivos privados y una voz masculina le advirtió: "Dejate de joder con los judíos que te vamos a hacer mierda".

También lo amenazó mencionando varios detalles de la vida particular de su hijo como para dar a entender al funcionario del Ministerio Público que conocía los movimientos del joven y los posibles lugares y momentos en que eventualmente podrían interceptarlo.

Luego de la comunicación, Taiano radicó una denuncia en la comisaría 17 de la Policía Federal, ubicada al 1800 de la avenida Las Heras, casi esquina Callao, en el barrio de Recoleta, que recayó en el juez federal Claudio Bonadio y el fiscal federal Carlos Rívolo.

Taiano investiga desde octubre las circunstancias de la muerte de Alberto Nisman, ante la posibilidad de que su deceso -con un tiro en la cabeza en el baño de su departamento- haya tenido relación con su actuación en la causa por el atentado terrorista a la AMIA.

La causa tiene 14 mil páginas y arrancó en el fuero ordinario, pasó al federal, volvió al Palacio de Justicia y definitivamente quedó en Comodoro Py, en el juzgado federal de Julián Ercolini.

​​​​​​​El fiscal requirió que se abra una investigación penal contra el secretario de Seguridad del kirchnerismo, Sergio Berni, por el operativo realizado en el departamento en que apareció muerto Nisman, así como contra el ex juez y la ex fiscal del caso, Manuel de Campos y Viviana Fein y los agentes de la Policía Federal y la Prefectura Naval que tomaron parte del operativo

Nisman apareció muerto con un tiro en la cabeza en el baño de su departamento de Puerto Madero el 18 de enero de 2015, cuatro días después de haber denunciado a la entonces presidenta Fernández, a funcionarios y allegados, de haber encubierto a Irán en la voladura de la mutual judía.

Hasta ahora el único imputado es el técnico informático Diego Lagomarsino, contratado entonces en la fiscalía de la causa AMIA, por haberle prestado a Nisman el arma de la que partió el disparo que lo mató.