Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El fiscal Marijuan imputó a Gómez Centurión, que ya tiene reemplazo en la Aduana

La Justicia inició una investigación sobre el desplazado funcionario que buscó defenderse en varios reportajes. También sobre el empresario Barreiro Laborda, entre otros

El fiscal Marijuan imputó a Gómez Centurión, que ya tiene reemplazo en la Aduana

La Justicia inició ayer una investigación sobre Juan José Gómez Centurión, el ahora ex jefe de la Dirección General de Aduanas (DGA), desplazado el viernes pasado a raíz de una denuncia anónima que llegó al Ministerio de Seguridad y que la ministra Patricia Bullrich comunicó al Presidente quien instruyó al titular de la AFIP para el recambio.

Gómez Centurión se presentó en tribunales, nombró abogados defensores y se puso a disposición de la Justicia.

El fiscal Guillermo Marijuan elevó al juez Ariel Lijo su requerimiento para impulsar la investigación, sin aludir a un delito en particular, contra Gómez Centurión y Carlos Oldemar Barreiro Laborda, alias ‘Cuqui’, empresario paraguayo ex dueño de la compañía de alarmas y recuperadora de autos robados Lo Jack.

Según indicaron fuentes judiciales, Marijuan solicitó una serie de pedidos de informes a registros públicos para corroborar el contenido de la denuncia, que comenzarán a ser dispuestos a partir de hoy.

En la denuncia del Ministerio Público se mencionó además de Gómez Centurión y Barreiro Laborda a la jueza en lo Contencioso Administrativo Federal Rita Ailán, al abogado Edgardo Rodolfo Paolucci, quien fue funcionario en la Aduana; a Julio César Tizado, quien sería un empleado de ‘Cuqui’, y a Claudio Minicelli, cuñado del ex ministro de Planificación Julio De Vido, entre otros.

Los abogados Alejandro Pérez Chada y Hugo Wortman Jofre se presentaron ante el juzgado a cargo de Lijo como letrados de Gómez Centurión para ponerse a disposición de la Justicia para que lo investiguen.

El funcionario desplazado preventivamente hizo su descargo público en una serie de entrevistas en los últimos días, diciendo que estaba siendo víctima de intereses que había tocado durante sus primeros meses de gestión y de ex agentes de los servicios de inteligencia.

"‘Molesté a mucha gente con muchos intereses de muchos años. Afecté a muchos intereses, pero el cable de 220 que pisé fue el vínculo del fenómeno de la efedrina, tanto de los depósitos fiscales como de Ezeiza", se defendió.

El último viernes el Ministerio de Seguridad de la Nación radicó una denuncia penal tras recibir un anónimo (y escuchas) donde se aludía a una red de contrabandistas con protección oficial y el supuesto tráfico de unos dos mil contenedores.

Mientras tanto, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dispuso la suspensión de Gómez Centurión en el cargo de Director General de Aduanas, considerando que "se investiga la denuncia recibida por el Ministerio de Seguridad" por "presuntos ilícitos aduaneros".

Por medio de la Disposición 290/2016 publicada ayer en el Boletín Oficial la AFIP designó como reemplazo a Javier Zabaljáuregui, quien se desempeñaba como Subdirector General de Operaciones Aduaneras Metropolitanas.

"Con el objeto de resguardar la transparencia de la gestión, resulta conveniente suspender al titular de la Dirección General de Aduanas en el cargo que actualmente desempeña, hasta tanto se diluciden los hechos que resultan objeto de investigación en sede judicial", dice la disposición.