Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El debate impositivo genera señales contradictorias para los inversores

Imagen de HERNÁN DE GOÑI

por  HERNÁN DE GOÑI

Director Periodístico
2

El debate en el Congreso sobre la reforma del Impuesto a las Ganancias que forzó la política tiene un condimento coyuntural, que es incrementar los pesos disponibles en manos de los asalariados para mejorar su capacidad de consumo, pero incorpora también un mensaje a contramano de lo que necesita la Argentina: una reforma tributaria que permita mejorar los costos de producción de las empresas para favorecer las inversiones y la creación de empleo formal de calidad.

Como suele suceder, el corto plazo choca una vez más contra el largo plazo. Los gremios, más ocupados en los intereses de los asalariados de sueldos medios y altos que en toda la población que paga 21% de IVA, están a favor no solo de que se suavicen las alícuotas iniciales, como propone el Ejecutivo, sino que se incremente de manera sustancial el piso desde el que se debe pagar el impuesto. La AFIP planteó ayer, por ejemplo, que la propuesta que impulsa Sergio Massa (que propone revertir la baja de las retenciones a las mineras y gravar la tenencia de Lebac) tiene un costo fiscal que supera los $ 60.000 millones. Eso no solo es una mala noticia para el gobierno nacional, sino también para las provincias, que están sufriendo una caída de ingresos por la disminución de impuestos aplicada por la Nación a comienzos de año, entre ellos la primera suba del mínimo no imponible de Ganancias, concretada en febrero de este año.

Si caen los ingresos, el camino al que queda forzado el sector público es el endeudamiento. Si suben los costos tributarios, las empresas se preguntarán si la Argentina quiere de verdad atraer inversiones.

Más notas de tu interés

Comentarios2

LOS MISMOS CHICANEROS (MA$$$A) QUE CRITICAN EL DEFICIT FISCAL, SON LOS QUE LE AGRANDAN EL GASTO AL ESTADO................HERMOSOS !!!

JOSE   MANUEL LEVY
JOSE MANUEL LEVY 30/11/2016 07:54:06

si la Argentina quiere de verdad atraer inversiones.: debe SUSTITUIR el EMPIRISMO DE LOCKE vigente por el TRANSCEDENTALISMO DE KANT repudiado