U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

El cordón industrial de Rosario, paralizado por una huelga

La protesta tuvo como disparador los despidos en la Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán y agrupó a sindicatos estatales y privados, como los aceiteros de San Lorenzo, que paralizaron las plantas de acopio y procesamiento de la ciudad.

El cordón industrial de Rosario, paralizado por una huelga

El cordón industrial de Rosario se encuentra paralizado desde la madrugada de hoy por una huelga, que incluyó además piquetes en puerta de fábrica y en rutas, convocada por la CGT de San Lorenzo y una serie de sindicatos, entre los que se cuentan los químicos, Sadop, ATE, Aceiteros y municipales de Capitán Bermúdez, Fray Luis Beltrán, la propia San Lorenzo y Puerto San Martín. 

La protesta tuvo como disparador los despidos en la Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán, donde fueron desafectados casi 50 trabajadores, en el marco de un ajuste generalizado y nacional en esa industria que depende del Ministerio de Defensa, con impacto en ciudades como Río Tercero y Villa María, ambas en Córdoba, donde se han producido decenas de cesantías.

Los piquetes arrancaron hoy a las cuatro de la mañana y se extendieron hasta las 11, excepto en las agroexportadoras,  -afectadas por la adhesión al paro de Aceiteros de San Lorenzo- , donde continuarán hasta la medianoche. Los cortes fueron en el cruce de la ruta 11 y AO 12 en San Lorenzo, frente al Batallón de Arsenales y frente a la fábrica militar en Fray Luis Beltrán. A su vez, también hubo piquetes en la ruta 11 en el límite de las ciudades de Bermúdez y Baigorria y en ruta 11 y Av. Circunvalación, de acuerdo al cronograma de cortes informado por la CGT San Lorenzo a medios locales.

“El acatamiento fue casi total, en el orden del 90 al 95%”, balanceó ante El Cronista Lorena Almirón, secretaria adjunta de ATE Rosario, uno de las organizaciones convocantes. “Este acatamiento se dio tanto en el sector público como en el privado”, aclaró.

El paro de hoy tendrá continuidad, ya que forma parte de un plan de lucha que continuará el 12 de septiembre con un paro nacional de ATE y con el paro de 36 horas que impulsan, para el 24 y el 25 próximos, muchos de los sindicatos que convocaron a esta medida, para adherir, bajo esa modalidad ampliada, al paro nacional que sólo para el 25 lanzó la CGT.

Según Almirón, los despidos en Fabricaciones Militares de Fray Luis Beltrán, no fueron el único motivo para la huelga: “Llevamos adelante estas medidas por una situación generalizada, que se agrava día con la inflación y la devaluación, que socavan el poder adquisitivo del salario, por los despidos en OIL, en Guerrero Motos, entre otros”.

Por su parte, Jesús Monzón, secretario general de la CGT Rosario, también le dijo a este diario que las reivindicaciones trascienden lo sucedido en Fabricaciones Militares. "Desde 2016, se perdieron 1000 puestos de trabajo en el cordón. Nos hemos visto afectados por los cierres de Petroquímica Bermúdez, Ar-Zinc, que dejó en la calle a 500 trabajadores de planta permanente, además de los recientes despidos en la fábrica  de Fray Luis Beltrán, 49 ahora y 35 antes, es decir 84 en lo que va del año". 

Monzón advirtió que la central obrera que dirige resolverá en un plenario de secretarios generales su participación en la propuesta de extender el paro nacional del 25, a una jornada de 36 horas que arranque el 24. "Confirmamos nuestra adhesión al paro del 25 y debatiremos cómo hacemos para que no se trate de un paro aislado", explicó.