Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El consumo volvió a caer en agosto, pero esperan leve repunte para fin de año

El sector cree que, de la mano de la recuperación económica, las ventas podrían repuntar levemente en el último trimestre. No sacarán las promociones

El dato positivo: la caída de las ventas en los súper se amesetó en agosto

El dato positivo: la caída de las ventas en los súper se amesetó en agosto

Si había alguna esperanza por parte del sector de consumo masivo en lograr una mínima recuperación del consumo en el segundo semestre, sigue siendo una expresión de deseo. No sólo las cifras de julio fueron paupérrimas, sino también las de agosto, que muestran bajas de entre 3% y 5%, según la cadena. Las expectativas están puestas ahora en fin de año, para cuando también se espera un repunte de la economía general, apalancado en el agro y la obra pública.

Fuentes del sector de supermercadismo aseguraron que el peor mes fue mayo y que a partir de ese momento la caída comenzó a desacelerarse. El director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez, afirmó que "la merma se amesetó en agosto, aunque continúa la baja del consumo". Hacia adelante, se mostró optimista en que hacia fin de año pueda verse una recuperación en las góndolas, de la mano de la mejora económica. De todos modos, en el sector en general dudan de que los consumidores puedan modificar sustancialmente su comportamiento de compra, que ante la recesión se volvió más austero y conservador. El año cerrará con caída para los supermercados, sin lugar a dudas.

Fuentes de Carrefour aseguraron que las ventas de alimentos y productos de perfumería y limpieza en julio cayeron 3% y en lo que va de agosto llevan una merma similar. La buena noticia, dentro del magro contexto, es que se amesetó la caída y que la curva podría comenzar a dar la vuelta. Otras cadenas mostraron peores números, con bajas de entre 5% y 6% este mes.

Estas cifras demuestran que ni las paritarias ni el medio aguinaldo repercutieron en las góndolas. El tarifazo tuvo un notorio impacto en el consumo, ya que provocó una retracción de las ventas para hacer frente a las facturas de luz y gas. Si bien ahora el incremento en el gas se suspendió para los usuarios residenciales, no ocurrió lo mismo con la luz (que sólo está suspendido en la provincia de Buenos Aires) y tampoco está despejado el panorama para lo que resta del año. La incertidumbre continúa y ello repercute directamente en el resto de los consumos. "Cuando una persona se acostumbra a dejar de consumir ciertas cosas, demora en volver a comprarlas", dijo un referente del sector.

La caída de las ventas es mucho mayor si se tienen en cuenta rubros como electrodomésticos y textil, pero tienen poco peso en el total de las ventas. Del resto de los rubros, lo que más cae son los productos de perfumería. La categoría de alimentos resiste, ya que tiene una demanda más inelástica.

Con respecto a los precios, fuentes del supermercadismo aseguraron que, sin contar las promociones, el aumento interanual de los productos alcanza al 30%. También precisaron que los proveedores actualizan cada vez menos sus listas de precios y los que lo hacen, fijan una suba menor. El ticket promedio, dijeron en Carrefour, ronda los $ 600.

La política de promociones fue cuestionada por el Gobierno, en una reunión que varios ministros mantuvieron con el sector semanas atrás. Desde el oficialismo argumentan que esconden los verdaderos precios de los productos. En ese encuentro, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, planteó que valores de lista más altos inflan el IPC, en tanto que su par de Producción consideró que entiende el efecto dinamizador que generan en el consumo. Por lo pronto, no está en los planes de las cadenas quitar las promociones, ya que los consumidores están muy habituados a ellas y hoy son muy necesarias por la baja actividad.

Patricia Sosa, directora de Negocios de la consultora CCR, agrega que "el consumidor ahora compra con mucha racionalidad y ya no acumula".