Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El consumo sigue en caída: volvió a situarse por debajo de la inflación

Datos oficiales confirman que el consumo cerró el primer semestre en baja: facturación de los supermercados y los shoppings; también venta de celulares

El consumo sigue en caída: volvió a situarse por debajo de la inflación

Los datos conocidos ayer sobre la evolución del consumo a junio confirmaron que cerró uno de los peores semestres de los últimos años. Tanto la facturación en supermercados y en los shoppings del Indec, como las ventas de alimentos, electrodomésticos y telefonía móvil de estadísticas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires arrojaron caídas fuertes en el sexto mes del año, cuando se las toma en términos constantes. En Capital Federal, tanto las ventas en restaurantes como en locales de comida rápida, de electrodomésticos, de celulares y de hasta alimentos en supermercados cayeron en junio.


La baja más fuerte se dio en ventas de electrodomésticos, que se desmoronaron un 18,6% en el segundo trimestre frente a igual período del año anterior. También cayeron fuerte la de "otros artículos en supermercados", un 17,7%, y la de telefonía móvil, un 15,8%.


Pero el hecho de que hasta la venta de alimentos en supermercados, que son bienes más inelásticos (no se cae tanto la cantidad demandada ante la suba de precios), haya caído un 0,8% demuestra el impacto de la inflación en los precios.


A su vez, la facturación por las ventas en los supermercados creció durante el primer semestre del año un 27,3%, mientras que en los grandes centros de compra avanzó el 26,8%, en términos corrientes, ambas por debajo de la inflación públicos y privados, informó ayer el Indec.


"Los números siguen siendo malos", sostuvo Matías Carugati, economista de Managment & Fit, aunque reconoció que algunos datos privados empiezan a mostrar cierto freno a la caída. "Las ventas que releva la CAME cayeron en julio menos que en junio, al igual que los automotores y el mercado de crédito, por lo que empieza a estabilizarse", dijo.


Para lo que resta del año se espera que dos factores incidan en una recuperación del consumo: por un lado, la desaceleración de la inflación y, por el otro, que los salarios empiecen a recuperar poder de compra.
"Se da la segunda cuota a los jubilados, sumado a que se empieza a pagar la reparación histórica y que se dan las otras cuotas de los aumentos salariales", enumeró Carugati. La combinación de estos puntos con precios más estables harán que para fin de año mejore el consumo y también la actividad económica.


El resultado del Indec se obtuvo luego de que las ventas de junio en los supermercados sumaran $ 23.053 millones, un incremento de 27,1% respecto al mismo mes del año anterior. A su vez, la facturación en los shopping ascendió a $ 4717 millones en junio, un aumento del 26,9% interanual.


Las jurisdicciones donde se registraron las subas más importantes fueron Santa Fe 31,1%, Chubut 30%, Mendoza 29,2% y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires 28,9%. Además, los grupos de artículos que tuvieron los aumentos más significativos con respecto a junio del 2015 fueron: alimentos preparados y rotisería 35,2%, verdulería y frutería 32,6%, carnes 30% y almacén 29,4%.


De los $ 23.053,8 millones facturados durante junio, el 80,5% se lo llevaron las grandes cadenas y el restante 19,5%, a las medianas. Sin embargo, las ventas de las cadenas grandes crecieron 25,8% en términos interanuales, mientras que las de las medianas subieron 32,8%, lo que refleja la decisión de los consumidores por hacer compras más pequeñas y en mercados más cercanos.


En tanto, en los shopping, la facturación por las ventas ascendió a $ 4717 millones con in crementos interanuales del 45% en juguetería; 41%, en patio de comidas; 34%, en diversión y esparcimiento; y 31% ropa deportiva.