Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El consumo de carne vacuna cayó más de 5% en el primer bimestre por alza de precios

Contra inicio de 2015, la carne al mostrador se encareció 46,2% en febrero, lo que retrajo el consumo. Tras la escalada de diciembre, los precios promedio al público bajaron 3,2%

El consumo de carne vacuna cayó más de 5% en el primer bimestre por alza de precios

Luego de un arranque de año con fuerte escalada en los precios de la carne vacuna, que superaron el 50% interanual a enero, los valores de la carne al mostrador mostraron un retroceso, que se ubicó en 3,2% promedio para el primer bimestre.

No obstante esa retracción, el alza interanual de los cortes vacunos al mostrador quedó en 46,2% a febrero.

La situación, sumada a la estacionalidad estival (baja de consumo en las grandes ciudades por turismo), hizo que el consumo por habitante retrocediera 5,3% en el primer bimestre, en la comparación interanual, al quedar en 54,6 kilogramos por año.

Las cifras corresponden al último informe de la Cámara de la Industria de la Carne (Ciccra), en la que se remarcó que la carne al público registró una contracción, por segundo mes consecutivo. En febrero, los valores al mostrador bajaron 1,4% contra el mes previo, mientras que en enero ya habían caído 1,9%. Así en el bimestre, la carne cumuló un descenso de 3,2% en el promedio de los cortes más populares.

La entidad precisó también el comportamiento de las carnes alternativas en el comienzo de ese 2016. Así, indicó el precio del pollo acumuló 4,9% de baja en el primer bimestre, compuesta de un alza de 1,5% en los valores al público en febrero y una retracción de 6,3% mensual en enero.

Por su parte, la carne porcina registró subas en ambos meses (2,1% en febrero) y acumuló 5% en el primer bimestre, tras un ajuste en diciembre "que estuvo sustancialmente" por debajo de la carne aviar y de la vacuna.
Con esos números, Ciccra destacó que "por segundo mes consecutivo, las carnes integraron el grupo de bienes que atenuaron el alza del nivel general de precios al consumidor, IPC medido por consultoras privadas" ante la falta de estadísticas oficiales.

Las bajas de la carne al mostrador se consolidaron en febrero a pesar de que el valor promedio del ganado en pie recuperó el mes pasado parte de la baja que había registrado en enero, indicó el informe. El precio promedio quedó en $ 22,104 por kilo vivo en el Mercado de Liniers, 3,9% por encima del promedio de enero. En la comparación interanual, se trata de un alza de 43,9%, 2 puntos porcentuales por debajo del máximo histórico que fue alcanzado en diciembre pasado.

De esta manera, la brecha entre la evolución del valor de la hacienda en pie y de la carne al consumidor volvió a ampliarse en el último mes. Entre agosto de 2009, momento en el que finalizo el último proceso de liquidación de stock de ganado, hasta el mes pasado, el animal vivo acumula un alza 9,8% superior a la de la carne vacuna al mostrador.

El fin de las retenciones y las trabas comerciales, sumada a la mejora en los precios en los mercados concentradores, reforzó el ciclo de retención de hembras –que permite aumentar el número de cabezas de ganado en el país–. La retención cumplió un año en febrero y la participación de vacas en la faena total fue de 40,5% en el primer bimestre del año, 4,3 puntos porcentuales por debajo en la comparación interanual.

"La actual fase de retención de vientres sólo se vio superada en intensidad por la registrada en los comienzos de 2011 y de 2012", indicó la cámara que dirige Miguel Schiariti.

La faena total fue 4,5% inferior en el primer bimestre en la comparación interanual y quedó en el puesto 30 de las faenas de enero-febrero de los últimos 37 años.