Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El consumo cerrará el año con una fuerte caída y esperan suba de 3% para 2017

La baja de 2016 superará el 4%. En los supermercados, los volúmenes cayeron entre 8% y 10%; los shoppings vendieron 15% menos. Optimismo futuro

El consumo cerrará el año con una fuerte caída y esperan suba de 3% para 2017

Si había expectativas de que diciembre fuera capaz de hacer repuntar el consumo, quedaron abortadas. Al menos hasta fin de la semana pasada, cuando ya habían pasado 20 días del último mes del año y la demanda se mantuvo con los mismos niveles de caída que lo que venía reflejando durante los meses anteriores. Queda aún esta última semana, pero con suerte se atenuará levemente la merma, aseguran los comerciantes. En este contexto, y ya con el año jugado, la apuesta fuerte es 2017, ya que nadie duda de que habrá una recuperación, no sólo por el rebote propio tras un año malo, sino también por ser año electoral.


"Diciembre va a mostrar alguna recuperación del consumo, pero estamos viendo que el salario real mejora a un ritmo muy lento y que hoy, como las tasas de interés le ganan a la inflación, posponer el consumo permite mejorar el poder adquisitivo. Pero recién vamos a ver que mejora esta dinámica con los bonos de fin de año, el medio aguinaldo y la baja de Ganancias", afirmó el economista de Analytica, Rodrigo Alvarez. El analista agregó que "igualmente el carro está muy pesado y que será difícil que el consumo despegue muy fuertemente". Para el año próximo, estima un crecimiento de entre 3% y 3,5%.


Coincide con estas proyecciones Fausto Spotorno, de la consultora Ferreres y Asociados, quien explicó el alza prevista a partir de la recomposición del salario real y del crédito. Sobre el cierre de 2016, afirmó que terminará con una caída del orden del 2,3%. Después de haber caído 10 puntos el poder adquisitivo entre fines de 2015 y comienzos del segundo semestre, la pérdida de salario real llegará a los 6 puntos al cierre de este año.


La merma del consumo en 2016 se sintió en los shoppings y comercios más chicos, así como también en grandes supermercados y almacenes de proximidad. El escenario fue generalizado. En el caso de los centros de compras, la caída en los volúmenes vendidos osciló entre el 10% y el 15%, con un incremento en la facturación promedio del 20%.


"La foto de hoy no es buena, pero tampoco es una catástrofe. La película viene bien; se espera un 2017 mejor, ya que la inflación está cediendo y la gente va a ir recuperando poder de compra", afirmó el gerente de Relaciones Institucionales del grupo IRSA, Sergio Dattilo, quien recalcó además que los 15 shoppings del holding tienen el 100% de ocupación y en muchos casos, como Alto Palermo, listas de espera. Sobre la evolución de las ventas de diciembre, Dattilo explicó que la última semana fue muy buena y se esperaba lo mismo para la noche shopping del viernes pasado.


En los supermercados, en tanto, esperan buenas noticias para esta semana que comienza, ya que hasta ahora el consumo reflejó la misma baja interanual que venía registrando en los meses anteriores. Fuentes de algunas cadenas afirmaron que 2016 cerrará con una caída en los volúmenes vendidos de entre 8% y 10%. Los rubros que más se resintieron fueron textil, electrodomésticos y juguetes, en tanto que en lo que respecta a alimentos (el más inelástico), congelados y bebidas tuvieron una pobre performance.


"Cierra un 2016 difícil, con retracción en todas las categorías. En diciembre continuó la tendencia del año, por lo que todas las esperanzas están en puestas en 2017", dijeron en una cadena líder. En otro supermercado, en tanto, aseguraron que sólo mantuvieron los niveles de venta los alimentos básicos y que esperan el año próximo con optimismo pero también cautela.


Desde la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), su vocero, Fernando Aguirre, coincidió en que "las ventas no repuntan" y que "el balance del año es malo, con un 7% abajo de 2015". Sobre 2017, se mostró expectante con que sea mejor, "aunque sólo sea porque se partirá de un piso muy bajo". "Es un balance negativo a primera vista, pero no hay que perder de vista que estamos comparando con un 2015 donde hubo picos altos de consumo. El año próximo va a ser positivo justamente porque se comparará con bases bajas de 2016 y, por otro lado, es año electoral", enfatizó Osvaldo del Río, de la consultora Scentia, para quien este año cerrará con una caída del 4,5%.