Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El comercio con Brasil en debate: vuelve a crecer, pero con más déficit

Dos informes privados cruzaron sus enfoques hoy sobre el carácter del intercambio bilateral con el país vecino. Abeceb.com destacó el aumento del volumen, mientras que Ecolatina hizo hincapié en el fuerte saldo en rojo de la balanza comercial.

El comercio con Brasil en debate: vuelve a crecer, pero con más déficit

Desde hace tiempo que Brasil, para la economía argentina, es portador de malas noticias. La crisis en el país vecino, económica, institucional y política, está entre los principales factores que explican que, pese a la devaluación y la eliminación de retenciones en rubros de exportación clave, las ventas externas no levanten vuelo, con lo que eso implica, además, para el crecimiento económico del país. 

Mientras la crisis en el principal socio del Mercosur se agudizó en los últimos días y carcome al flamante gobierno de Michel Temer, en la Argentina se reinstaló el debate sobre el atraso cambiario, con la senda devaluatoria del real como principal dato que fogonea la discusión.

Esta discusión, aunque no explícita, es perceptible en la diferencia de enfoque sobre el carácter del intercambio bilateral con el país vecino de dos informes privados. Mientras que Abeceb.com hoy destacó el regreso del intercambio a la senda del crecimiento, luego de un traspié en octubre, Ecolatina, la consultora fundada por Roberto Lavagna, subrayó que el rojo de la balanza comercial con el país vecino fue de  u$s 310 millones, un 56% mayor al de igual mes del año pasado, cuando fue de casi u$s 200 millones.

“Fuerte crecimiento del comercio con Brasil en noviembre”, tituló Abeceb.com un informe que destaca que “el intercambio bilateral subió 10,8% el mes pasado, luego de caer más de 7% en octubre”. 

“El aumento se dio tanto del lado de las exportaciones argentinas a Brasil, como del lado de las importaciones argentinas desde Brasil", advierte. 

"Las exportaciones sumaron us$ 886 millones en noviembre, 5,5% por encima del igual plazo de 2015, marcando el mayor crecimiento interanual del año. El aumento se explicó principalmente por maíz en grano, arroz en grano y trigo, pero también se destacaron los aumentos en la exportación de motores para vehículos, vehículos de carga, autopartes y neumáticos”, explica el informe.

Abeceb también apunta que “las importaciones desde Brasil alcanzaron por su parte u$s 1.193 millones en noviembre, un 15% por encima del mismo mes de 2015, reflejando el segundo mayor aumento interanual en el año. Se destaca en forma similar el crecimiento de las importaciones relacionadas con el complejo automotriz: automóviles de pasajeros, vehículos de carga y neumáticos. Aunque también se incrementó fuertemente la importación de metales, máquinas para uso agrícola, fertilizantes y carne de cerdo”.

Ecolatina, en cambio, se detiene en otro aspecto. “El déficit comercial con Brasil aumentó 56% en noviembre”, titula su trabajo, también dado a conocer hoy, donde destaca que “el deterioro obedeció al fuerte avance de las importaciones (+15% i.a.), ya que las exportaciones treparon 5% i.a. en el período, impulsadas por los envíos de maíz, autopartes y vehículos pesados”.

Ecolatina advierte que noviembre “fue el quinto mes consecutivo en que nuestras exportaciones a Brasil exhibieron una mejor perfomance que las del resto del mundo (las mismas cayeron 10% en el último mes). Así, la participación local dentro del total de las compras del país vecino subió más de un punto porcentual en el mes, llegando a 8% del total, el máximo valor para el mes desde 2012”.

Y aporta otro dato más voluminoso: “En el acumulado a noviembre, el déficit comercial con Brasil casi que se duplicó, saltando de u$s 2.250 millones en dicho período de 2015, a u$s 4.000 millones de este año. El deterioro del saldo se debe al desplome de las exportaciones (-15% i.a.), ya que las importaciones se mantienen relativamente en línea al nivel del año pasado (+2% i.a.).

Ecolatina, por historia y presente, es una consultora cercana al Frente Renovador, cuyos principales referentes, entre ellos el exministro Lavagna, fundador de la consultora, realizaron en los últimos días fuertes declaraciones contra la orientación económica del Gobierno, que el oficialismo atribuyó a un lobby devaluacionista. 

Belisario De Azevedo es el autor del informe de Abeceb, donde el saldo deficitario de la balanza aparece recién hacia el final del informe. “Es cierto que el crecimiento del déficit es un dato a tener en cuenta. Pero en este contexto, el hecho de que crezcan tanto las importaciones como las exportaciones, es positivo. Si crecieran solo las importaciones, habría que preocuparse más. En una situación como la de la Argentina, creo que primero se debe subrayar y valorar que mejore el intercambio, que crezca. Si el intercambio crece y crece la economía, la balanza es secundaria. Logrado lo primero, en una mesa se pueden discutir esas cuestiones y ver cómo se equilibra”.

- ¿Qué explica la suba del intercambio?
- Hay que tener en cuenta que noviembre y diciembre del año pasado fueron los peores de la recesión industrial en Brasil. Un año después, aunque Brasil no superó su crisis, los números lucen algo mejor, sobre todo en la industria automotriz, que constituye el 60% del comercio bilateral entre ambos países.
-¿El déficit, por la fuerte suba de las importaciones, también está en la base del crecimiento del intercambio?
-Sí, puede ser, pero hay que tener en cuenta otro dato. En plena recesión, Brasil acumuló un sobre stock de vehículos, que empezaron a vender a muy bajo precio a la Argentina. 

- O sea que para usted no es sólo tipo de cambio

-Claro. Es un factor, pero no el único.

- ¿La suba del intercambio en noviembre, marca un cambio de tendencia?
-No lo sabemos. Para un cambio de tendencia se necesitan números más abarcativos. Lo que sí podemos afirmar es que la segunda mitad del año, donde ya tuvimos tres meses de crecimiento y uno con merma, es decididamente mejor que la primera.