Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El caso Nisman ingresó a la Corte Suprema, que deberá definir su competencia

El fiscal ante la Cámara del Crimen Ricardo Sáenz pidió ayer ante la Corte Suprema que la muerte del ex jefe de la Unidad AMIA Alberto Nisman sea investigada por la Justicia Federal al considerar que es un caso de "gravedad institucional".
El fiscal presentó un recurso de queja ante la decisión de la Cámara Nacional de Casación Penal de mantener la investigación en el fuero penal de instrucción de la Capital Federal, es decir, en manos de la jueza Fabiana Palmaghini.
De esta forma, a más de un año y medio de investigación, la definición sobre quién debe llevar adelante el expediente sobre la muerte de Nisman llegó por primera vez a la Corte Suprema, que podría girar ahora la cuestión a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, para que emita opinión.
Sin embargo, por tratarse de un recurso especial –al que se sumarán en las próximas horas las querellas que representan a la madre y a las hijas de Nisman– podría ser rechazado "in límine" por el máximo tribunal, esto es sin siquiera abocarse a la evaluación de la cuestión.
"Decimos que existe gravedad institucional cuando lo resuelto excede el mero interés individual de las partes y afecta a la comunidad, como claramente se configura en el caso", expuso Sáenz en su presentación.
Al apelar el fallo de Casación, el fiscal consideró que su decisión fue "injusta y arbitraria" y reclamó a los jueces de la Corte que el caso pase definitivamente a la Justicia Federal, por entender que Nisman murió como consecuencia de la investigación del atentado a la AMIA.
En su breve paso por el fuero federal el caso recaló en manos del juez federal Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano, pero al poco tiempo Casación lo devolvió al fuero ordinario.