Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El campo reclama "acelerar los tiempos" para la reforma impositiva

Desde Confederaciones Rurales se planteó como crucial una modificación en la estructura tributaria para este mismo año, porque sin cambios no hay producción viable

El campo reclama

La dirigencia rural redobló ayer pedidos para que el Gobierno acelere los tiempos de una reforma impositiva general, que baje tanto la carga tributaria nacional, como la provincial y de los municipios. El reclamo, compartido por los dirigentes de las cuatro entidades del campo, lo hizo el presidente de Confederaciones Rurales (CRA), Dardo Chiesa, quien además enfatizó la urgencia que tiene el sector agropecuario en materia de soluciones en obras de infraestructura, la única manera –en su opinión para que el campo pueda seguir trabajando".

En cuanto a la carga impositiva, el dirigente rural consideró fundamental que los cambios en el esquema tributario –que analiza el gobierno nacional– se den a la brevedad y en todos los niveles gubernamentales, "porque el bolsillo del productor es el mismo para los 3 niveles de carga tributaria".

"Necesitamos que los cambios en ese sentido lleguen en el 2017 porque no podemos esperar a que se pase un nuevo ciclo productivo", remarcó Chiesa para quien la reforma tributaria tiene que ser "política de estado". Y puntualizó: "No podemos esperan a que llegue el 2018 o 2019, la reforma debe hacerse a partir de hoy mismo.

A modo de ejemplo, el dirigente indicó que hoy "un camión que recorre cualquiera de las rutas del país, no solo va cargado de producción agropecuaria, sino que traslada una pesada carga impositiva que ronda el 60% del precio de venta. Así es inviable cualquier tipo de producción".

En ese orden, Chiesa y si bien reconoció que desde el cambio de Gobierno, el campo "volvió a ocupar el lugar que le corresponde" como motor de la economía, hay situaciones que preocupan.

"Quedamos caros en la Argentina, con 40% de inflación que se complementó con un dólar estancado. No queremos decir con esto que CRA esté solicitando una devaluación. Sí estamos convencidos de que es necesario rever los costos para producir en cualquier punto del país, desde la pampa húmeda hasta en las zonas donde con mucho esfuerzo tratan de progresar las llamadas economías regionales".

Tras indicar que la pauta de inflación del Gobierno para este año se ubica en 20% a 22%, señaló que eso se suma al 40% de inflación del año pasado, lo que deja un desfasaje del 60%. Por eso urge trabajar para darle competitividad a la producción".