Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"El cambio puede acelerar los proyectos, pero hay que ser cautos y pacientes"

Remy considera que la llegada del presidente de EE.UU. es una señal de que hay un contexto positivo para concretar grandes inversiones. Apuesta por las energías renovables

El CEO de Dow Argentina Gastón Remy es optimista sobre los tiempos que vienen en materia de negocios. Algunos, grandes, ya están en marcha. La visita de Barak Obama a la Argentina generó el momento justo para que Dow anuncie un acuerdo para crear un parque eólico en Río Negro junto con INVAP. El ejecutivo asegura que igualmente "la compañía tiene un optimismo más estructural que coyuntural, basado en las ventajas competitivas que tiene el país".
–¿Qué representa la visita del presidente Barak Obama a la Argentina para una compañía estadounidense como Dow?
–Es una validación y aceleración de los planes que venimos ejecutando en el país y de los que quedan por concluir. El impacto que tiene esta visita en una empresa como la nuestra es muy grande, incluso cuando nuestra casa matriz viene confiando en el país. A las ganas de crecer en la Argentina, la visita del Presidente y la comitiva genera un ambiente muy positivo, que valida nuestra impresión de que se están dando cambios políticos y económicos que favorecen ese tipo de inversiones grandes.
–En este nuevo escenario local, ¿hay cambios en la postura de Dow?
–La decisión de Dow es ser líder en sectores clave como el energético sin esperar que se mueva el sector. Ser nosotros los que catalizan y promueven, por ejemplo, que la diversificación energética sea una realidad. La ley sugiere una cuota para los grandes consumidores de energía que es de 8% de renovables para fines de 2017. Nosotros no quisimos esperar. Para nosotros la energía es clave. Al igual que el gas, es materia prima que transformamos en un bien industrial que a su vez sirve para que otros lo transformen.
–¿Qué directivo de Dow acompaña a Obama en la comitiva?
–Howard Ungerleider, vice chairman y CFO global. Es una persona clave para todas las decisiones de inversión de la compañía. Yo trabajé mucho con él en proyectos globales. Esta visita habla del interés que genera el país.
–¿Cómo impacta la salida del cepo cambiario y el acuerdo con los holdouts en la posibilidad de volver a generar negocios?
–Tenemos un optimismo mucho más estructural que coyuntural, basado en las ventajas competitivas y comparativas que ofrecía la Argentina en plataformas que son clave para Dow. En energía tenemos tecnologías y negocios muy importante, lo mismo en agronegocios, o anticipando la necesidad de obras de infraestructura en nuestro país que parecería que se van a acelerar ahora pero que era una obviedad que llegarían por el déficit que había.
–¿Los cambios llegarán rápido?
–Hay un cambio en las condiciones políticas y económicas que pueden ser un factor de aceleración pero hay que ser cautos y pacientes. A diferencia de las inversiones financieras, que se van a dar de una manera más rápida, en los proyectos productivos es mucho el tiempo que se requiere para aprobar partidas, hacer análisis económicos o estudios de factibilidad. Todos tenemos la responsabilidad de la paciencia: el gobierno con reglas claras, empresarios impulsando estas oportunidades, sindicatos acompañando para ganar productividad.
–¿Qué significa Vaca Muerta en el total de inversiones energéticas?
–Vaca Muerta significó un cambio de tendencia. Puso fin al declive sistemático en el suministro de energía . La diferencia está entre el petróleo y el gas. En el primer caso está muy afectada por los precios internacionales, más allá del esquema de precios argentinos, mientras que en el gas los resultados geológicos que tuvimos en la prueba piloto y desarrollo en El Orejano, está en los mejores niveles internacionales. Vaca Muerta tiene mucho para ofrecer pero está en una etapa muy incipiente.
–¿Qué importancia tiene la Argentina en la compañía?
–Mucha. Es la sexta subsidiaria más grande del mundo en Dow. Eso nos permite tomar decisiones por nuestra relevancia que en otros lugares serían más complejas. Argentina representa el 80% de la región. Brasil es el cuarto país más grande del mundo en facturación.
–¿Qué impacto tiene la crisis en Brasil en los negocios argentinos de Dow?
–Tiene repercusiones, sobre todo en los productos que exportamos a Brasil como el polietileno.
–¿Cuál es el rol que deben tener las empresas hoy?
–Las compañías debe dejar de mirarse el ombligo y salir a tomar rol de liderazgo con los riesgos que implica pero también con las ventajas que acarrea. Viene una nueva era de colaboración. No es momento de competir sino de tratar de sumar gente. Entre los empresarios veo esa nueva visión.
–¿Cómo afecta la inflación?
Mucho. Afecta empleados, planes, clientes y proveedores. Es una variable clave muy negativa que debe ser controlada pero hay que dar tiempo para que suceda. Hay expectativa por que debería empezar a controlarse en el segundo semestre.