Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El cambio en las deducciones, clave para elevar beneficios de la reforma

El proyecto acordado con la CGT tiene muchas deducciones pero se salta antes de escala, y esto produjo algunas dudas. Según los cálculos, igual se paga menos

La CGT acordó con el Gobierno la reforma de Ganancias

La CGT acordó con el Gobierno la reforma de Ganancias

Los especialistas consideraron que, si bien las escalas se acercan más rápidamente a la máxima de 35%, la importancia de las deducciones que se introdujeron en el proyecto de ley de modificación del Impuesto a las Ganancias producirá que se pague menos gravamen.
 

Hugo Almoño, de PwC, consideró que el proyecto que hoy aprobarían los diputados dará un impuesto a pagar menor por efecto de las deducciones que el que originalmente había propuesto el Gobierno.
Puso el ejemplo de una persona casada con dos hijos que paga un alquiler mensual de $ 8000.

En el proyecto original del Gobierno, la deducción total sumando el mínimo no imponible era de $ 317.741 anuales y no se deducía cónyuge.

Con el nuevo texto consensuado con la CGT y los gobernadores, las deducciones anuales llegan a $ 385.153, por un lado porque todos los rubros suben proporcionalmente y se suma la deducción del cónyuge.

Así para un sueldo neto mensual de $ 30.000, o sea una ganancia neta anual de $ 390.000, con la escala original pagaba un impuesto de $ 4176 anuales, y con la actual tributa sólo $ 242 por año.

Para un sueldo neto mensual de 40.000, es decir una ganancia neta anual de $ 520.000, con la tabla del Gobierno pagaba $ 27.764 por año, y con la actual tributa $ 19.215 anuales. Un salario neto mensual de $ 50.000, o sea una ganancia neta anual de $ 650.000, en la fórmula de la escala original pagaba $ 64.728 por año y con la que saldría del Congreso, $ 54.302 anuales.

Almoño explicó que en cualquiera de las dos escalas, aunque en la nueva se llega más rápido a 35%, para estos niveles salariales en la del Gobierno se llegaba a 30% y en el nuevo a 31%.

La Fundación Germán Abdala, que responde a la CTA, central obrera a la CGT, hizo hincapié en que, de aprobarse el nuevo proyecto del Gobierno y el sindicalismo, un trabajador soltero sale perjudicado, aunque tampoco calculó hasta cuánto puede impactar a su favor la deducción del alquiler o viáticos, entre otras.
Según los números de la entidad sindical opositora, al pasar los $ 30.000, con el proyecto que consensuó la CGT, el soltero sin hijos comienza a pagar más de $ 100 extras mensuales.

Por su parte, Daniel Lejtman, del estudio Lisicki, Litvin & Asoc, calculó que ocurrirá si los salarios tienen un aumento promedio de 20% el año próximo por paritarias.

Actualmente un soltero sin hijos que gana con un suelto neto de $ 30.000 tiene una retención de Ganancias de $ 2853; uno con un salario de $ 40.000, de $ 6353, y uno que gana $ 50.000 mensuales es retenido por $ 9853.
Con el aumento, pasarían a ganar $ 36.000, $ 48.000 y $ 60.000 respectivamente. Y de Ganancias, sin tener en cuenta deducciones de alquileres o viáticos, pasará a pagar $ 756, $ 3140 y $ 6262, respectivamente.

En el caso de un casado con dos hijos, actualmente el salario de $ 30.000 paga $ 958; el de $ 40.000 tributa $ 4211, y el de $ 50.000 abona por Ganancias $ 7711. El año próximo, tras una discusión paritaria que arroje un 20% de aumento, pagará $ 1238 y $ 3854, respectivamente.