U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

El bono le da respiro a Macri, que se enfoca en el G20 y en diciembre

En el Gobierno reconocen que estos meses son los "peores" en la actividad y que la medida "fomenta la paz social". Evitar el paro de la CGT, eje de la iniciativa oficial

El presidente Mauricio Macri, ayer, durante la inauguración de un hotel en Pilar

El presidente Mauricio Macri, ayer, durante la inauguración de un hotel en Pilar

El bono que acordó el Gobierno con la CGT y las cámaras empresariales es una garantía que el presidente Mauricio Macri necesitaba para enfocarse en el G20 y evitar que la violencia de diciembre irrumpa con fuerza este fin de año. El jefe de Estado no celebró la negociación que encabezó el ministro de Producción, Dante Sica, y su secretario de Trabajo, Jorge Triaca, pero estuvo pendiente de que lo cierren esta misma semana.

"No estuvo con este tema permanentemente en la cabeza, pero siempre es mejor evitar un paro", comentaron en la Casa Rosada. En el Gobierno tenían el foco puesto en que la CGT aplace todo atisbo de una manifestación imponente la misma semana del G20. La Casa Rosada no quería darle esa vidriera a los gremios ante los principales líderes mundiales y ante los directores del FMI, quiene arribarán al país la última semana de noviembre. "Tampoco creemos que había ánimo de los gremios para ir a fondo. El último paro no tuvo tanto efecto y están teniendo problemas de repesentación: tanto gremios, como empresarios", intentaron minimizar desde Balcarce 50, donde consideraron que el acuerdo "no fue un hito".

Las metas estás puestas en dos eventos. "Lo que más nos preocupa ahora es que salga bien el G20 y que no haya saqueos en diciembre", comentó un funcionario del corazón PRO. El clima en la cima del poder es optimista, siempre y cuando, pasen este fin de año. De hecho, en confianza, comentan que se ven victoriosos para las elecciones presidenciales del año que viene.

Los negociadores del Gobierno, que estuvieron redactando el decreto del bono, tuvieron en cuenta principalmente estos meses que quedan por delante. "Es una medida extraordinaria para superar estos meses donde pensamos que se están dando los peores resultados de la actividad económica", dijo Sica ayer, tras una reunión de gabinete en la que Macri le pidió que llegue urgente a un acuerdo. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, fue al grano: "queremos evitar la conflictividad laboral y fomentar la paz social".

Ante dos meses de frío (económico), el Gobierno inyecta dinero a los trabajadores. "Buscamos preservar la capacidad de los trabajadores en términos de sus salarios", comentó Sica. El ministro incluso reconoció que este bono puede ser tomado en cuenta como parte de las negociaciones paritarias que están activas.

A su vez, otros funcionarios encargados de la Seguridad desechaban la hipótesis de que el bono podía poner en peligro, a través de manifestaciones, la paz alrededor del G20. Igualmente, esperan la llegada de activistas antiglobalización de la región y "pocos" de Europa, que suelen manifestarse en estos eventos. Para la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, será un desafío de alto voltaje mantener el control de un evento que tiene como protagonistas a más de 20 líderes de países y organismos internacionales. Por ahora, no tendrían a los gremios de la CGT entre los activistas a las puertas de Costa Salguero, donde se llevará a cabo la cumbre.

Ya van dos semanas en las que la Casa Rosada percibe que la inflación empieza a ceder y hasta consideran que puede haber una reactivación económica que será sensible antes de las elecciones de 2019. Con este escenario, en el Gobierno prefirieron cerrar el bono con tal de mantener la "paz social". "La política monetaria está dando resultado y llegamos a un período de estabilidad cambiaria", resaltaba el director del Banco Nación, Javier González Fraga, el lunes. El asesor presidencial, Gustavo Lopetegui, también se muestra optimista.