Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El aval de Macri al derribo de aviones abrió otra grieta con el arco opositor

La emergencia en Seguridad recibió críticas del FpV y de Stolbizer, con quien se espera tener diálogo en el Congreso. Bullrich dijo que se sustituirá el decreto por una ley

El aval de Macri al derribo de aviones abrió otra grieta con el arco opositor

Los principales referentes en seguridad del kirchnersimo salieron ayer con los tapones de punta contra el decreto de "Emergencia Nacional en Seguridad" que autoriza el derribo de aviones, firmado por el presidente Mauricio Macri, por considerar que "se instala la pena de muerte sin juicio previo". Pero además, la medida distanció del Gobierno a la líder del GEN, Margarita Stolbizer, a quien el oficialismo necesita sumar en el Congreso. Con el mandatario y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en el Foro de Davos, desde el Ministerio de Seguridad salieron a defender la iniciativa.


La medida fue duramente cuestionada por sectores de la oposición, que alzaron la voz en contra del decreto, y ahora se verá la popularidad que tiene entre los gobernadores. Es que las provincias pueden adherir para integrar el gabinete social que ingresará en barrios afectados por el narcotráfico. Hasta ahora sólo se pronunciaron a favor de la emergencia los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti, y de Mendoza, Alfredo Cornejo, este último, aliado al Gobierno.


El kirchnerismo se opuso, en voz del ex ministro de Defensa, Agustín Rossi. "Las declaraciones de emergencia traen consigo un uso más discrecional del poder del Estado, hay que ver bien si no se avanza sobre la privación de derechos individuales básicos", advirtió, respecto al decreto que además autoriza a convocar a personal retirado a fuerzas de seguridad. El dirigente contrastó con la gestión de Cristina Fernández, que tenía una "mirada contraria a la ley de derribo", y la comparó con "una pena de muerte sin juicio previo".


Desde el FpV, el ex secretario de Seguridad, Sergio Berni, también cuestionó al Gobierno y pidió "más explicaciones" sobre la declaración de emergencia. Por su parte, el ex interventor de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Marcelo Saín, cuestionó: "¿El Gobierno tiene conocimiento (inteligencia criminal) de cuánta droga se introduce ilegalmente al país por vía aérea al país? No lo sabe".


Pero no sólo llegaron críticas del FpV, sino que también tomó distancia la líder del GEN. En línea con Saín, Stolbizer tuiteó: "Hoy el negocio de la droga corre más por tierra y fluvial que aéreo y cuando va en aviones sale por aduanas legales". Además, cuestionó que las medidas de emergencia "no pueden salir por decreto sino por consenso de las fuerzas políticas". La crítica de Stolbizer fue una novedad, más aún teniendo en cuenta que el Gobierno sumó en el Ministerio de Seguridad a otro referente del GEN, como Gerardo Milman.


En defensa de la medida, primero habló el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, para quien "hay una hipocresía" en los cuestionamientos de la oposición al asegurar que "en los últimos diez años" se aplicó el mismo protocolo que autoriza el derribo de aviones "en nueve oportunidades".


Luego, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich también argumentó que "en caso extremísimo de circunstancias de agresión está la autorización de derribo". Ante las críticas de la oposición, y de que se haya utilizado un decreto para establecer la Emergencia, la funcionaria sostuvo que el 1 de marzo, cuando se inicie la actividad parlamentaria, el Ejecutivo girará un proyecto al Congreso para "sustituir" este plan. Aunque advirtió que la emergencia implica actuar en lo inmediato, ya que de acuerdo a la legislación actual no se puede "más que mirar" en caso de que alguna amenaza en el espacio aéreo argentino. Si bien, cerca de Bullrich insistieron que habría un proyecto de ley, en el mismo Gobierno ven poco probable que la emergencia reciba tratamiento legislativo.