Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

El acuerdo conciliatorio de deudas con la AFIP, a la espera de reglamentación

Es uno de los que más interés despierta, porque para algunos consistirá en una nueva herramienta para el contribuyente, aunque para otros tendrá mucho de discrecional en manos del organismo recaudador.  

El acuerdo conciliatorio de deudas con la AFIP, a la espera de reglamentación

Uno de los puntos que debe reglamentar la AFIP de la reforma tributaria es el "acuerdo conciliatorio", una nueva instancia dentro del marco del proceso de determinación de oficio de una deuda impositiva por parte del organismo recaudador.  Es uno de los que más interés despierta, porque para algunos consistirá en una nueva herramienta para el contribuyente, aunque para otros tendrá mucho de discrecional en manos del organismo recaudador.  

"El artículo 183 de la reforma incorpora a continuación del art 16 de la Ley 11.683 de Procedimientos Tributarios una novedad que consiste en que, previo al dictado de la resolución determinativa de oficio, la AFIP podrá habilitar una instancia de acuerdo conclusivo voluntario, cuando resulte necesaria la apreciación de los hechos determinantes y la correcta aplicación de la norma al caso concreto; cuando se precise realizar estimaciones, valoraciones o mediciones de datos relevantes para la obligación tributaria que dificulte su cuantificación por ejemplo; o cuando se trate de obligaciones que por su naturaleza, novedad o complejidad requieran de una solución conciliatoria", explicó María Gabriela Peralta, de Lisicki, Litvin & Asoc. 

"Este esquema tiene notas subjetivas ya que 'podrá' habilitarse dicha instancia (o no) en caso que se den ciertas situaciones y así queda al arbitrio de AFIP en qué casos existe su necesidad", alertó Peralta.

Según la ley, el caso a conciliar se someterá a un órgano de conciliación colegiado integrado por funcionarios intervinientes en el proceso que motiva la controversia, funcionarios técnicos y autoridades de contralor. Dicho órgano emitirá un informe, en el que recomendará la solución conciliatoria o su rechazo, pudiendo además solicitar garantías para resguardar la deuda si fuera necesario. El acuerdo debe ser aprobado por el titular de la AFIP.

"No parece tan sencillo de aplicar, sin embargo puede representar un elemento importante, una ventana, para que el contribuyente despliegue espacio de diálogo o explicación de fundamentos y aporte documental que aunque ya está en el procedimiento determinativo, lo hace mas imparcial al incorporar otros actores", opinó Peralta. 

El contribuyente puede rechazar esa instancia conciliatoria, lo que lleva a la AFIP a seguir con el procedimiento determinativo. Sin perjuicio de ello, aceptado el acuerdo por las partes, constituye un titulo ejecutivo en el supuesto que surja un crédito al fisco que habilite la instancia de ejecución fiscal, puntualizó la especialista. 

"Esperamos que esta herramienta comience a funcionar pronto, y en éste compendio repleto de obligaciones con escasos derechos para el contribuyente, esto sume un derecho más, tan esperado como precisado por todos", concluyó Peralta.