Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Vaticano pidió “emprender un camino de verdadero diálogo” en la Argentina

El ministro de Relaciones Exteriores de la santa sede, monseñor Paul Gallagher destacó la apertura de archivos sobre la dictadura militar pero pidió “voluntad común”. Además abogó por la “reconciliación”.

El Vaticano pidió “emprender un camino de verdadero diálogo” en la Argentina

El ministro de Relaciones Exteriores del Vaticano, monseñor Paul Gallagher, destacó la apertura de archivos de la Santa Sede sobre la dictadura militar argentina pero pidió “voluntad común” de la sociedad para “emprender un camino de verdadero diálogo y reconciliación”.

“Con la ayuda de Dios las heridas” sobre la última dictadura “podrán cerrarse un día”, sostuvo Gallagher, aunque apuntó que “también será necesaria la voluntad común de todos los argentinos de querer emprender un camino de verdadero diálogo y reconciliación, animado por el deseo de justicia y verdad, y lejos de todo espíritu de revancha o venganza”.

El arzobispo británico indicó que “el trabajo de reordenamiento de los archivos de la Secretaría de Estado” vaticana sobre la dictadura argentina “comenzó en noviembre de 2014 y procede aceleradamente”.

Sin embargo, aclaró en una entrervista publicada hoy por el diario La Nación que “dada la ingente mole de documentos registrados y no siempre bien clasificados, no es fácil poder dar más indicaciones precisas sobre cuándo finalizará el trabajo preparatorio en curso”.

“Como sucede con la apertura de todo archivo, los documentos ayudarán a comprender mejor el efectivo papel desarrollado por la Iglesia y cada uno de los obispos en un período tan agitado y complejo como aquel entre 1976 y 1983”, añadió.

Si bien planteó que “es indudable que con la elección del papa Francisco, ha habido un notable impulso acerca de la cuestión”, la Conferencia Episcopal Argentina “ya en 2012 decidió proceder a un estudio más puntual del período de la dictadura, para proseguir una mejor colaboración con la justicia argentina”.

Para el funcionario vaticano, “el estudio serio y puntual de los fondos archivísticos, lejos de cualquier lectura ideológica y exenta de cualquier prejuicio, ayudará a comprender mejor una página controvertida de la historia argentina”.