Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Senado firmó dictamen para el Presupuesto 2017

La Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado aprobó el dictamen para el proyecto de ley de Presupuesto y para limitar los ‘superpoderes’ del jefe de Gabinete.

Dietrich expuso en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado

Dietrich expuso en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado

El Senado avanzó esta tarde con la firma del dictamen para el proyecto de ley de Presupuesto 2017 y para la iniciativa que limita los llamados ‘superpoderes’ del jefe de Gabinete.

Tras la visita del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich,  quien expuso sobre la ejecución presupuestaria prevista por su cartera, los senadores que integran la Comisión de Presupuesto y Hacienda dejaron el proyecto listo para ser votado el miércoles 30 de noviembre.

El Presupuesto 2017, que ya fue aprobado por la Cámara de Diputados, contempla un total de gastos e inversión por más de 2 billones de pesos, un crecimiento del 3,5%, una inflación promedio del 17%, un dólar a $ 18 y un déficit fiscal del 4,2% del PBI.

En Diputados, la ley fue votada por 177 -más de los dos tercios de los miembros de la cámara- contra 58 votos negativos y 4 abstenciones que correspondieron a Libres del Sur y uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer.

La implementación del presupuesto tendrá limitaciones para poder ser reformulado porque se votó una reforma del artículo 37, para acotar los superpoderes que disponía el Poder Ejecutivo para cambiar el destino de los recursos. Se redujo esta atribución a un 7,5% del gasto.

Esta iniciativa le permitirá al Congreso recuperar facultades que había perdido hace una década en materia de distribución presupuestaria, cuando el kirchnerismo impulsó la reforma de la ley de Administración Financiera. La disminución de los denominados ‘superpoderes’ se hará en forma gradual a lo largo de los dos próximos años y además no se podrá cambiar más del 15% del gasto de capital por gastos corrientes.