U$D

MARTES 11/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

El Senado comienza a debatir el aborto legal y ya hay proyectos alternativos

La aparición de propuestas opcionales dificulta el conteo de votos. Si el Senado modifica el proyecto, los diputados deberán volver a evaluarlo para ver si avalan cambios

La aparición de proyectos alternativos a la media sanción de la Cámara de Diputados signará el debate por la legalización del aborto que comienza mañana en un plenario de comisiones del Senado. Será desde las 17, a cargo del titular de la comisión de Salud, Mario Fiad (UCR), quien estará secundado por sus pares de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Dalmacio Mera, y de Justicia y Asuntos Penales, Pedro Guastavino, ambos del bloque Justicialista.

Al proyecto que los diputados aprobaron hace veinte días, los senadores sumaron alternativas que ya están en el plenario de comisiones y que buscan posicionarse como opciones para intentar frenar la legalización del aborto. Uno de ellos, el del presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (PRO), consta de sólo un artículo en el que el legislador propone retocar el Código Penal para ofrecerles a los jueces la posibilidad de considerar penas morigeradas para las mujeres que aborten.

"Será reprimida con prisión de 1 a 4 años la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare. El juez podrá reducir la pena al mínimo legal en atención a su edad, su educación, los motivos que la determinaron a actuar, especialmente la miseria o la imposibilidad de ganarse el sustento", dice el proyecto que presentó Pinedo.

Aun así, al explicar su postura en declaraciones radiales durante el fin de semana, señaló: "Somos muchos los que creemos que no es lo mismo que el Estado no meta presa a una mujer, que el Estado se dedique a hacer abortos por sí mismo. Que es la diferencia de descriminalización, o no aplicación de penas, por un lado, u obligar a todas las instituciones a hacer abortos".

Para el senador del PRO, ante la aparición de estas alternativas, es dable pensar que el proyecto será modificado. "Hay una mayoría de senadores que piensa que la sanción de Diputados es difícil que quede como está", aseguró. Quien apoya la posición de que el proyecto sea convertido en ley sin modificaciones es el jefe del bloque Justicialista, Miguel Pichetto. A él se sumaron en bloque los senadores del PJ-Frente para la Victoria.

Si la media sanción de los diputados es modificada por los senadores, el proyecto deberá volver a pasar por la Cámara baja (tanto por las comisiones como por el recinto). Allí, los legisladores deberán decidir si avalan los cambios que hubiere hecho el Senado o si insisten con la sanción original. Para concretar esta segunda opción, deberán reunir la misma mayoría que reúna el Senado al aprobar los cambios. Es decir que si los senadores modifican el proyecto con mayoría simple (la mitad más uno de los votos), los diputados podrán insistir con la sanción original simplemente reuniendo la misma cantidad de votos que el 14 de junio último.

Sin embargo, la aparición de alternativas menos ambiciosas que la media sanción de Diputados podrían alterar también el panorama en la Cámara baja. "Hay legisladores que no están cómodos con ninguna de las dos posiciones extremas: ni con la sanción de Diputados, ni tampoco con simplemente decir que no", explicó al respecto Pinedo. La diferencia sustancial en esta instancia del debate serán, por ello, las opciones alternativas. En Diputados, quienes rechazaron la legalización no ofrecieron ningún proyecto diferente.

Entre esas opciones distintas, el neuquino Guillermo Pereyra presentó una iniciativa para generar procesos de adopción sumarísimos en los casos de mujeres que no deseen continuar con sus embarazos.

Además, los tres senadores por Córdoba, Laura Rodríguez Machado (PRO), Ernesto Martínez (UCR) y Carlos Caserio (PJ), anticiparon que están a favor de la legalización pero no en los términos que fijó Diputados.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés